Peligro e Inconciencia: Lámparas de Bajo Consumo

“Desocupar la habitación y ventilarla durante al menos 15 minutos. No usar una aspiradora. Limpiar utilizando guantes de goma y evitar la creación e inhalación de polvo del aire. Recoger todas las partículas y fragmentos de vidrio y colocarlos en una bolsa de plástico. Limpiar el área con un paño húmedo y a continuación ponerlo en una bolsa y sellarla. La bolsa no se debe tirar a la basura. Todos los ayuntamientos tienen la obligación de disponer de las medidas necesarias para la eliminación de los residuos peligrosos”.
¿Sabe qué es eso? No son las instrucciones por si se rompe una ampolla de antrax. Son aconsejadas por el Department for Environment, Food and Rural Affairs encargado de la protección ambiental en el Reino Unido para el caso de que una lamparita de bajo consumo se rompa.
EL ENEMIGO EN CASA
Desde BIOS hemos venido alertando desde hace más de un año acerca de la inconveniencia sanitaria, ambiental y operativa de las lamparillas de bajo consumo.
Nuestras observaciones pueden sintetizarse es estos 11 puntos:

1. – Hay lámparas que iluminan menos que lo especificado en los envases
2. – Hay lámparas que duran mucho menos que la canti­dad de horas que figura en la caja contenedora
3. – Algunas lámparas no son eléctri­camente seguras y podrían ser causantes de incendios
(REF/ INTI, Instituto Nacional de Tecnología Industrial, Argentina. 2009, que además anuncia que “no ha realizado estudios específi­cos sobre impacto ambiental ni de disposición final luego del uso de las lámparas fluo­rescentes compactas con balasto electrónico incorporado, conocidas como lámparas de bajo consumo.”)
4. – Generarán contaminación con mercurio
(REF INTI, “el mercurio puede permanecer por mucho tiempo en la atmósfera antes de depositarse (…) Ocasiona una amplia gama de efectos sistémicos en humanos (riñones hígado, estómago, intestinos, pulmones y una especial sensibilidad del sistema ner­vioso), aunque varían con la forma química. Los microorganismos convierten el mer­curio inorgánico en metilmercurio, una forma química muy tóxica, persistente y bio, acumulable y que, además, se absorbe fácilmente en el tracto gastrointestinal huma­no”.) 50 millones de lamparitas producirán 250 kilos de mercurio.
5. – No hay certezas en los organismos nacionales sobre cómo operar su recolección ni tratamiento
(REF/ Dir. de Residuos Peligrosos, Dir. Nac. de Control Ambiental, Subs. de Control y Fiscalización Ambiental y Prevención de la Contaminación “Esta DRP no tiene conocimiento de la realización de tales estudios de impactos ambientales por parte de este organismo ni de otros.(…) La dificultad se presenta a la hora del descarte, dado que deben ser gestionadas como residuos peligrosos debido a su contenido en mercurio y otros metales.)
6. – El mercurio emitido por rotura, queda mucho tiempo en la habitación.
(REF/ Estado de Maine – USA. EPA y informe Shedding Light on Mercury Risks from CFL Breakage – The Mercury Policy Project “demostró que en caso de rotura (…) las concentraciones de mercurio en la habitación donde una lámpara se rompe permanecen elevadas. El mercurio se adhiere a todo tipo de fibras textiles -alfombras, cortinas, ropa, etc.- que después pueden desprender vapores de mercurio durante mucho tiempo.”)
7. – Generan riesgos domésticos
(REF/ “Hay evidencias de que una iluminación baja puede dar lugar a un mayor número de caídas en personas con poca visión” Royal College of Ophthalmologists UK)
8. – Son potencialmente dañinas para la piel pues EMITEN RADIACION UV
(REF/ “Estamos preocupados por los riesgos para los pacientes sensibles a la luz que tienen severos trastornos en la piel”. Harry Moseley -consultor científico en la escocesa Universidad de Dundee en declaracions a la BBC. Recomendación del Consejo de Europa de 12 de julio de 1999 “Las personas que utilizan este tipo de lámparas -por ejemplo como lámpara de cabecera, muy cerca de sus cabezales, en sus mesas de trabajo o en sus despachos pueden estar expuestas, según la distancia y potencia de esas lámparas, a unos campos eléctricos de 2 a 100 V/m e incluso más”.)
9. Pueden producir problemas en la visión
(Ref/ “su centelleo puede provocar migrañas, fatiga, confusión, vértigo, zumbido en los oídos, problemas en los ojos, náuseas e irritaciones de la piel además de agravar la sintomatología de las personas sensibles a los campos electromagnéticos.” Antonio F. Muro, investigador español.)
(Ref2/ “Las fluctuaciones de la luz fluorescente afectan a la actividad subcortical. Eysel y Buranndt (1984) estimularon las neuronas visuales del gato mediante la observación de una superficie que subtendía a 50 grados, estímulo mayor que los utilizados en los estudios fisiológicos de neuronas aisladas. Se iluminaba la superficie con luz fluorescente, con luz incandescente de la misma brillantez o con luz diurna.” “la pulsación de alta frecuencia de luz perturba el control de los movimientos oculares en los pacientes explorados.” “El efecto de la luz pulsátil en los movimientos oculares puede ayudar a explicar la ligera disminución del rendimiento en la función de búsqueda visual observada en un trabajo de Rey y Rey- Anales de la Sociedad Ergooftalmológica Española1998)
10. Pueden producir cefalea
(REF/ “Golla y Winter (1959) demostraron que, a diferencia de los controles, en las personas que sufrían de cefaleas episódicas la amplitud de las respuestas a la luz intermitente era mayor con frecuencias de destello de 20 Hz que con las frecuencias bajas, lo que se denominó respuesta H (H-response)”. Anales de la Sociedad Ergooftalmológica Española1998)
11. Es discutible que ahorren energía
(REF/ Según el INTI, al generar menos luz que su equivalente de filamento, el usuario instala dos y hasta tres bombillas de “bajo consumo”, con lo cual el ahorro real energético es despreciable, si acaso lo hay.)
Se argumenta que las emisiones atmosféricas de mercurio debido a la generación de energía en usinas de combustible fósil, sería mayor que la posible carga de mercurio al ambiente de los residuos de lámparas. Creemos que es una paradoja engañosa, pues si se deben poner más unidades o de mayor potencia para equiparar la luminosidad en la mayoría de las unidades que se venden o entregan de segunda o tercera marca y además, en uso doméstico, duran un 80% menos (por lo cual hay que recambiarlas muy frecuentemente) las emisiones serán si no las mismas, mayores. Además, ¿buscamos equiparar emisiones, o evitarlas?
Hace más de un año (24/06/08) nos hemos presentado formalmente ante la Defensoría del Pueblo de la Nación para que se nos permita ejercer la libertad de optar por lámparas de filamento, atentos a todas estas razones, en salvaguarda de nuestro derecho de elegir qué comprar, y preservar nuestra salud y nuestro ambiente.
Estamos a la espera de dictámen, ya que se encuentran recopilando las respuestas de los organismos e instituciones científicas vinculadas al caso.

 
Contacto:
Lic. Silvana Buján
BIOS ARGENTINA – RENACE
www.bios.org.ar
bios_argentina@yahoo.com.ar
silvanabujan@yahoo.com.ar
(0223) 479-2474
(0223) 155 019937

Leer Más

Premio Latinoamericano y del Caribe del Agua

La Lic. Silvana Buján, de BIOS Argentina, acaba de ganar el Premio Latinoamericano y del Caribe del Agua, otorgado por el Centro del Agua del Trópico Húmedo para América Latina y el Caribe conjuntamente con la Oficina Regional para América Latina y el Caribe de UNICEF y la Oficina Regional para América Latina y el Caribe de PNUMA, Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.
El premio fue otorgado al reportaje AGROQUIMICOS Y AGUA, emitido en ECOS, adonde se desnuda el riesgo sobre los derechos básicos de acceso al agua por parte del modelo agrícola intensivo, que en Argentina ha avanzado en las últimas décadas instalando la agricultura industrial con uso de agrotóxicos que derivan a las aguas superficiales o subterráneas, y llegan al consumo diario de millones de argentinos.
A través de un reportaje y un guión explicativo, se exponen los riesgos a la salud asi como el desmanejo de estos fitosanitarios de uso intensivo y extensivo en la región. Se reseñan los efectos del glifosato (el herbicida de masivo uso en el país) y del resto del cóctel químico que acompaña fundamentalmente a la soja transgénica.
.

Leer Más

Llamativa ausencia oficial

Se realizó el viernes en el INE (Instituto Nacional de Epidemiología) de Mar del Plata el encuentro LA SALUD EN LOS TIEMPOS DEL AGROTOXICO, organizado por BIOS Argentina.
Con una asistencia que colmó las expectativas, el Dr. Andrés Carrasco, médico investigador principal del CONICET y Jefe del Laboratorio de Embriología de la Facultad de Medicina de la UBA, presentó sus estudios acerca de los efectos del glifosato en embriones y reflexionó sobre el actual sistema de Ciencia y Técnica al servicio del lucro y de las corporaciones. “La ciencia iba a ser para el bienestar de la sociedad, generar más riqueza y bienestar. Desde la segunda guerra mundial, éso se cayó en pedazos. Y esta ciencia que nos impusieron, construida por un capitalismo fundado en el oro robado en Latinoamérica y en la depredación, fue impuesta como hecho civilizatorio, como única lógica de progreso”. “La ciencia ha tomado un camino que no es benéfico. Esta ciencia está en crisis. Y este caso del glifosato ya no es un problema científico sino político, porque responde a un modelo diseñado no para nuestras necesidades, sino para que les sirva a “otros”. Hoy, las formas de penetración están en las instituciones científicas… El CONICET tuvo un premio Monsanto. Esta ciencia que defiende el glifosato está controlada por los grandes intereses. Hoy el conocimiento es un instrumento de dominación pues las instituciones científicas, las universidades y los gobiernos han perdido su control. Hoy en realidad el Estado está para darle al Sr. Grobocopatel 5 millones de pesos para que su fundación Bioceres participe de una join venture con Bio Sidus y el que hoy es el Ministerio de CyT en la construcción en Rosario de un centro de semillas transgénicas. Financiado por el Estado pero los que marcan la línea son las empresas privadas semilleras. Esto es un problema de SOBERANIA”
El Dr. Darío Gianfelici, médico especializado en salud mental y gerontología, de Entre Ríos señaló “Este problema es un tema ambiental, social, político y económico. Porque estas personas que se van a enfermar, “alguien” los tiene que atender. Y los va a atender un efector público, que es pagado por todos nosotros. Si no hay una decisión política de resolver este tema, no se resolverá. Seguiremos dejando nuestra salud en manos de las empresas”.
El Dr. Osvaldo Cotela, Médico jefe a cargo del Depto. De Vigilancia y Clínica Epidemiológica y Jefe Programa de Enfermedades Transmitidas por Alimentos del INE, hizo una relación entre los decires de la Organización Mundial de la Salud a través de la Organización Panamericana de la Salud acerca de la imperiosa necesidad de aplicar el principio precautorio ante la posibilidad (ya hoy certeza comprobada) de las prácticas, sustancias y tecnologías que se apliquen, perjudiciales a la salud y el ambiente.
El panel que BIOS convocó ha sido de punta a nivel nacional. Lo último acerca de las investigaciones en el tema, fue expuesto en esta mesa.
BIOS se sorprende que, habiendo invitado a TODOS los Sres. Concejales; al Secretario de Salud de la comuna, a los directores de los hospitales, clínicas y sanatorios del distrito, a los profesionales de la salud de las salas periféricas que se hallan a diario frente a casos de afecciones con plaguicidas, ninguno de ellos asistió. Sólo se hizo presente de empleado interesado de Bromatología.
Y recordamos con pena que existe en un cajón del Ejecutivo Municipal nuestra ordenanza (aprobada hace más de un año por unanimidad en el HCD) no reglamentada, que busca separar a los habitantes del distrito que viven en los bordes de las zonas urbanas, y que son víctimas permanentes de las fumigaciones.
BIOS lamenta coincidir con el panel en que el gobierno ha perdido soberanía y se doblega ante las exigencias de los intereses económicos que priorizan la venta de veneno por encima de la protección de la salud y el ambiente, que debiera ser obligación irrenunciable.
En breve, estarán las conferencias subidas a nuestra web.
Contacto
Lic. Silvana Buján (0223) 479-2474
bios_argentina@yahoo.com
.

Leer Más