Cuando la información falsa es más tóxica que los agrotóxicos

Sorprendidos, estamos viendo distribuirse información falaz en torno al tema de la protección de la salud en áreas periurbanas.
Desde BIOS, y enfocados solamente en el tema productivo y laboral, deseamos señalar que:

– Nada tiene que ver el tratamiento de PLAGAS URBANAS en este debate. La Municipalidad debe velar por la sanidad urbana y seguirá ejerciendo el control de plagas urbanas, puesto que esta normativa NO HABLA DE PLAGAS URBANAS. Está circulando un folleto sin firma en el cual se anuncia el avance de “cucarachas, mosquitos, pulgas” sobre la ciudad. Ese mensaje es falso. Lamentamos que sea esgrimido como argumento por miembros del HCD, que declararon ante cámaras que “va a haber que matar las hormigas del jardín con una pinza”. Lamentable.
– Ese mismo mensaje falaz señala que la ordenanza “impedirá la producción agrícola y frutihortícola en el partido de Gral. Pueyrredón”. Esa aseveración también es falsa en dos sentidos: uno, que no TODA la producción se halla dentro de la franja buffer. Y luego, la transición agroecológica asegura producción sana y permanente en el tiempo, cosa que la agricultura tradicional enmarcada en las llamadas “buenas prácticas” no puede asegurar sin echar mano día a día de más y más potentes venenos.
– Se afirma que habrá pérdida de puestos de trabajo, cuando la realidad es exactamente al revés. La agroecología incluye al trabajador rural en más número que la agricultura con insumos químicos. La agricultura con alta demanda de insumos ha venido expulsando sistemáticamente a los campesinos en toda la región.
– Se señala que en las “buenas prácticas” se respeta el instructivo del marbete y color de franja del producto. Esa clasificación está siendo cuestionada en la justicia, puesto que ha sido aplicada por SENASA basándose en los análisis y sugerencias que las mismas empresas químicas productoras han indicado. El defensor del Pueblo de la Nación ha dictaminado en 2010, “Recomendar al Secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación que impulse las medidas necesarias para modificar la metodología utilizada en la clasificación de toxicidad de los productos agroquímicos” entre otras, porque “esa clasificación de las sustancias químicas, al no tener en cuenta la totalidad de los efectos nocivos de los agroquímicos para la salud, trae aparejados controles laxos e insuficientes que evidentemente, resultan deficientes para el cuidado de la salud de la población expuesta y del medio natural.”
– Se señala en los medios acerca del desabastecimiento. Nos preguntamos por qué no se comercializa hoy todo el enorme producto generado fuera de la franja, que es la enorme mayoría de la producción. No todos los productores están dentro de la franja ni la producción termina en ella.
– Nadie se pregunta por qué cincuenta años de “buenas prácticas” no sólo no acabaron con las plagas sino que las hicieron resistentes, por lo que el mercado lanza año a año productos potenciados bajo denominaciones “ultra”, “max”, “plus”, en un vano intento de insistir en este modo de producción tan demandante de insumos químicos, tan riesgoso y tan poco eficaz. Las buenas prácticas, y los agrotóxicos, no son sustentables como se ve.
– Se afirma que la propuesta proviene de “los ecologistas” (sic), cuando el INTA mismo ha dejado claro que “promueve, apoya y acompaña la reconversión agroecológica”. El INTA afirma que seguirá asistiendo a los productores a campo abierto, lejos de las poblaciones, que deseen seguir utilizando el paquete de agrotóxicos que está en el mercado, pero para las franjas periurbanas fomenta y ayuda a la reconversión agroecológica.
– Por último, se solicita “tiempo”, afirmando que “todo es muy de golpe”. La ordenanza fue presentada hace 6 años. Fue aprobada hace más de dos, y reglamentada hace uno. ¿Qué pasó entretanto? ¿qué planes de reconversión agroecológica se han iniciado?

Indudablemente, hay informaciones, como vemos, que confunden y faltan a la verdad. No hemos hablado aquí de los temas de salud, que son el eje de este debate, sino que tratamos de echar luz sobre la información equivocada que vemos pasar a través de los medios.
BIOS aconseja que se busquen fuentes fiables, seguras, criteriosas, para poder asumir una actitud responsable ante este tema.-

Contactos y consultas:
Lic. Silvana Buján
silvanabujan@yahoo.com.ar
0223 – 479-2474 / 155019937

.

Leer Más

Consulta Pública por fumigaciones periurbanas: Un ejemplo

Consulta Pública por fumigaciones periurbanas:
Un ejemplo de civismo

 

BIOS celebra el encuentro realizado el día 24 de octubre en el HCD local bajo la modalidad de “consulta pública” para conocer diferentes aspectos en torno al tema de las fumigaciones periurbanas, establecida por la ordenanza que establece una limitación de 1000 metros de buffer entre las casas y las aplicaciones. Los productores se manifestaron inquietos porque temían por la continuidad de sus trabajos.
Por ello, esta consulta pública resultó esclarecedora. Fue un encuentro de sumo respeto y de intercambio. Productores grandes y pequeños, técnicos, asociaciones civiles, profesionales, vecinos, cada uno expuso y fue escuchado en silencio y con suma atención.
Vivimos hoy un claro ejemplo de cómo, puestos ante un problema que involucra la salud, el trabajo y el ambiente, es posible realizar un intercambio enriquecedor para todos, aprender y enseñar, y proveer de mayor conocimiento del tema, sus debilidades y sus posibilidades, a la gestión política.
Hubo reclamos de mayor intervención concreta del gobierno, pedido de controles, solicitud de epidemiologías, asistencia técnica, exposiciones variadas y sustanciosas que sumaron un paquete de información valiosa para trazar los pasos del proceso anunciado de reconversión agroecológica desde todas sus aristas, con el horizonte claro de preservar la salud y el ambiente y proteger en cantidad y calidad el trabajo rural.
El INTA anunció su apoyo y decisión institucional a la reconversión agroecológica, indicando que era política del INTA tal acompañamiento a los productores rurales periurbanos. Y expuso cómo aquéllos productores que estaban en ese proceso desde hacía algunos años, no sólo estaban produciendo sano y diverso, sino que habían progresado sensiblemente en sus emprendimientos.
Estuvieron presentes numerosas instituciones, entre ellas representantes de cooperativas y asociaciones agrícolas, agroecológicas, Feria Verde, Colegio de Ingenieros, Universidad Nacional de Mar del Plata a través de varias Facultades, miembros de instituciones de salud, y muchos otros.
Hubo dos anuncios sanitarios de gran valía, que ansiamos se concreten: a nuestro pedido, un relevamiento epidemiológico de los habitantes del cordón periurbano en línea con los estudios que ya hemos iniciado en paralelo, así como revisión de sedimentos de tanques de agua.
Y el lanzamiento del programa de análisis de residuos de plaguicidas en verduras, motivados por aquéllos estudios que nuestra organización realizó, que encendieron la luz roja sobre la existencia de tóxicos en el alimento cotidiano.
En suma, BIOS hace llegar a todos los participantes de la consulta pública, un esperanzado saludo.

BIOS

.

Leer Más

Detección de plaguicidas

LOS PLAGUICIDAS EN BORDES URBANOS YA CONTAMINADOS POR LAS FUMIGACIONES, ¿SIGUEN AFECTANDO LA SALUD?
Si es así, ¿cuánto?

El proceso de reconversión agroecológica en los bordes de la ciudad llevará su tiempo. Ha habido décadas de aplicación sistemática de agrotóxicos frente (y hasta sobre) las personas. Cuál ha sido el impacto?
Asi como en su momento, BIOS realizó, en paralelo a los chequeos de SENASA, un muestreo sobre las verduras en venta en la ciudad, hallando niveles no permitidos de residuos de agrotóxicos, resultados que fueron derivados a la justicia penal, ahora nos preguntamos: ¿Y las personas? ¿tienen residuos de agrotóxicos en su sangre?
BIOS solicitará al Ejecutivo Municipal que realice un muestreo entre la población que ha estado expuesta a las fumigaciones en la periferia, para determinar qué grado de existencia de tóxicos en el organismo tienen. Y en paralelo, BIOS hará sus propias mediciones a tra´vés de análisis certificados en sangre de pobladores fumigados.
Sabemos que hay agrotóxicos que luego de generar el daño, se degradan y eliminan del organismo, pero otros permanecen mucho tiempo. Guardamos la esperanza de obtener resultados negativos, puesto que la salud es el bien más preciado, y porque no podemos ni imaginar la derivación legal y sanitaria que pudieran tener resultados adversos, para los responsables y para el estado con su rol de protección y guarda de la salud y la vida.
Solicitaremos además, una revisión química de los sedimentos de los tanques de agua de las zonas periurbanas, que podrían tener, si acaso estuvieron sin tapa o con contacto con el exterior, residuos acumulados.
Consideramos imprescindible y precautorio determinar el impacto epidemiológico y ambiental que ha tenido la aplicación de plaguicidas antes de que se creara la franja de no aplicación de los 1000 metros.
Asi, con responsabilidad, se podrá avanzar en este proceso de reconversión agroecológica iniciado.

Contactos y consultas:
Lic. Silvana Buján
silvanabujan@yahoo.com.ar
0223 – 479-2474 / 155019937

.

Leer Más