El impacto de los agrotóxicos

El impacto de los agrotóxicos

 

Un informe de la relatora especial sobre el Derecho a la Alimentación de la ONU, Hilal Elver, responsabiliza a los agrotóxicos por la muerte de 200 mil personas al año y cuestiona la idea de que sin ellos no es posible alimentar.
“Hemos llegado a un punto de inflexión en la agricultura. El modelo agrícola dominante resulta sumamente problemático, no solo por el daño que causan los plaguicidas, sino también por los efectos de estos en el cambio climático, la pérdida de diversidad biológica y la incapacidad para asegurar una soberanía alimentaria”, afirmó el mayor organismo de Naciones Unidas (ONU) referido al derecho a la alimentación. En un duro informe, desmintió que los agrotóxicos sean necesarios para producir alimentos, los responsabilizó por la muerte de al menos 200 mil personas al año, denunció el lobby empresario y confirmó el impacto de los agroquímicos en la salud y el ambiente.
El Relator Especial sobre el Derecho a la Alimentación es el ámbito especializado de la ONU para abordar la situación del acceso a los alimentos, nutrición, modelos productivos y necesidades, desde una perspectiva de derechos humanos y multidisciplinario. Al frente está la especialista turca Hilal Elver, que presentó su último documento ante el Consejo de DD.HH.de la ONU.
“La producción agrícola se ha incrementado. Ello se ha logrado a costa de la salud humana y el medio ambiente, y al mismo tiempo el aumento de la producción no ha logrado eliminar el hambre en el mundo. La dependencia de plaguicidas es una solución a corto plazo que menoscaba el derecho a una alimentación adecuada y el derecho a la salud de las generaciones presentes y futuras”, afirma el escrito de Naciones Unidas, y al mismo tiempo, desmiente que sean necesarios químicos y transgénicos para acabar con el hambre (como suelen publicitar las empresas): “Sin utilizar productos químicos tóxicos, o utilizando un mínimo de ellos, es posible producir alimentos más saludables y ricos en nutrientes, con mayores rendimientos a largo plazo, sin contaminar y sin agotar los recursos medioambientales”.
El documento (“Informe de la Relatora Especial sobre el derecho a la alimentación”) contó con la redacción del Relator Especial de Sustancias y Desechos Peligrosos, precisa que al menos 200.000 personas mueren al año por intoxicación aguda y el 99 por ciento suceden en países en vías de desarrollo.
El trabajo confirma los efectos de los agrotóxicos en la salud, hecho negado sistemáticamente por las empresas y periodistas del agro. “Las mujeres embarazadas que están expuestas a plaguicidas corren mayor riesgo de sufrir abortos espontáneos y partos prematuros, y sus bebés, de sufrir malformaciones congénitas. Estudios han constatado la presencia de diversos plaguicidas en el cordón umbilical, probando la existencia de una exposición prenatal”, afirma el trabajo y específica que la exposición a plaguicidas de las mujeres embarazadas lleva aparejado un mayor riesgo de leucemia infantil, autismo y problemas respiratorios.
Otros efectos en la salud que confirma: cáncer, alzheimer, parkinson, trastornos hormonales, problemas de desarrollo, neurológicos y esterilidad.
Los especialistas de Naciones Unidas no tienen dudas de que los agroquímicos “implican un costo considerable para los gobiernos y tienen consecuencias desastrosas para el medio ambiente, la salud humana y la sociedad en su conjunto, afectando a los derechos humanos”. Y remarca: “Las investigaciones científicas confirman los efectos adversos de los plaguicidas”. Al mismo tiempo, apunta al rol de las grandes empresas productoras: “Existe una negación sistemática, alimentada por la agroindustria y la industria de los plaguicidas, de la magnitud de los daños provocados por estas sustancias químicas, y las tácticas agresivas y poco éticas empleadas en el ámbito de la mercadotecnia”.
Toma como referencia la situación del glifosato, utilizado en la producción de soja transgénica, maíz y algodón, entre otros. “Ha sido presentado como menos tóxico que los herbicidas tradicionales pero existe una considerable división de opiniones acerca de su efecto. Estudios han señalado efectos negativos en la diversidad biológica, la flora y fauna, y el contenido en nutrientes del suelo. En 2015, la OMS anunció que el glifosato era un probable cancerígeno”. Y recuerda que los estudios de toxicidad de las empresas “no analizan los múltiples efectos crónicos relacionados con la salud (solo abordan los efectos agudos, de corto plazo)”.
El Relator de Derecho a la Alimentación es uno de los pocos espacios de Naciones Unidas que no es dominado por el lobby de las empresas transgénicas. El informe precisa que tres empresas (Bayer-Monsanto, Dow-Dupont, Syngenta-ChemChina) dominan el 65 por ciento de las ventas mundiales de agroquímicos y el 61 por ciento del mercado de semillas. “Las transnacionales ejercen un extraordinario poder sobre la agenda regulatoria, las iniciativas legislativas y la investigación agroquímica a nivel mundial”, advierte.

 

Fuente: Página/12
.

Leer Más

Organizaciones ambientalistas protestan contra la nueva Ley de Bosques en Córdoba

Organizaciones ambientalistas protestan contra la nueva Ley de Bosques en Córdoba

 

Las agrupaciones reafirman la defensa del bosque nativo y cuestionan el proyecto de ley del oficialismo que, según afirman, fue elaborada y promovida “sin la participación ciudadana”
Más de ochenta organizaciones que integran la Coordinadora en Defensa del Bosque Nativo de Córdoba realizarán este miércoles una movilización en la capital local, para protestar contra el proyecto para el nuevo Ordenamiento Territorial del Bosque Nativo provincial que promueve el gobernador Juan Schiaretti.
La marcha se realizará a las 18 desde la intersección de Colón y Cañada hasta la plaza San Martín, en el centro de la capital cordobesa, donde se realizará un cierre con festival artístico y musical, según indicó la agencia Télam.
Con la consigna “¡Sí a la vida. No a la ley de desmonte!”, las organizaciones nucleadas en la Coordinadora reafirman la “defensa del bosque nativo cordobés” y cuestionan el proyecto de ley del oficialismo que, según sostienen, fue elaborada y promovida “sin la participación ciudadana”, en contraposición con lo que establecen legislaciones nacionales como el caso de la ley General del
Ambiente 25.675 y la ley 26331 de Presupuestos mínimos de protección ambiental de los bosques nativos.
El proyecto tenía agenda para tratamiento en la Legislatura para fines de diciembre del año pasado pero ante las protestas sociales y de sectores ambientalistas, el gobernador Schiaretti resolvió posponer la discusión en el recinto parlamentario.
Los ambientalistas sostienen que el nuevo marco legislativo, que se promueve por intermedio del bloque del oficialismo de Unión por Córdoba (UPC), implica ampliar las zona de deforestación para la explotación agraria, además de extender el rolado selectivo (aplastamiento y corte de vegetación).
Además, denuncian que que la nueva legislación que se pretende aprobar agrava el riesgo de inundaciones, el deterioro ambiental de las zonas rurales y urbanas, el avance de la soja por sobre los cultivos de los alimentos de primera necesidad y la escasez y deterioro en la calidad del agua, entre otros problemas.

Fuente: Info Campo
.

Leer Más

Los plásticos sin bisfenol A también pueden causar problemas en la salud

Los plásticos sin bisfenol A también pueden causar problemas en la salud

 

Mucho se ha hablado en los últimos años sobre el bisfenol A (BPA) y mucha polémica se ha generado al respecto de si este compuesto utilizado en la fabricación de plásticos tiene o no consecuencias adversas para la salud. Tanto es así que el año pasado tras la publicación de un informe que apuntaba a la preocupación sobre los efectos del BPA en el sistema inmunológico de los fetos y los niños pequeños, la Autoridad Europea para la Seguridad de los Alimentos formó un grupo de expertos internacionales para revisar y evaluar nuevas pruebas científicas sobre dichas repercusiones.
Diversas investigaciones a lo largo de los últimos años han encontrado que la exposición de del BPA tiene consecuencias negativas en la salud.
“Estudios en animales han demostrado que el bisfenol A (BPA) es un disruptor endocrino que puede tener efectos nocivos en la salud”, afirma a EL MUNDO Maribel Casas, investigadora del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal). En ISGlobal estudian los efectos potenciales que puede tener la exposición a BPA durante la época prenatal ya que es el periodo de mayor susceptibilidad a las exposiciones ambientales. Estos estudios se han desarrollado dentro del proyecto nacional INMA (Infancia y Medio Ambiente) que reclutó a 657 embarazadas de la ciudad de Sabadell entre 2004 y 2006. Los investigadores determinaron las concentraciones de BPA en muestras de orina de las madres durante el embarazo y vieron que la exposición prenatal a BPA podía aumentar el riesgo de padecer obesidad y asma en la edad infantil. “Los efectos en el neurodesarrollo también se han estudiado pero los resultados no son tan concluyentes”, especifica Casas.
Ahora un nuevo estudio experimental, realizado únicamente en ratones, ha querido ir más allá. La investigación publicada en la revista ‘Nature Communication’ -elaborada por investigadores de la Universidad de Pekín y de la Universidad de Shenzhen (ambas en China); y por la Universidad Farmacéutica de Gifu y la Universidad de Ciencias Médicas de Suzuka (ambas en Japón)- ha evaluado el fluorine-9-bisfenol (BHPF), un compuesto utilizado como sustituto del BPA. Este estudio realizado en animales demuestra que el BHPF puede tener actividad anti-estrogénica. “Este trabajo estudia si el compuesto BHPF, encargado de sustituir al BPA y presente en los envases llamados “libres de BPA” por ejemplo, es un compuesto inocuo o puede tener actividad estrogénica”, explica Casas.
Según apunta Ricardo J. Bosch, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Alcalá, el estudio ha demostrado que las botellas de plástico libres de BFA analizadas liberaban BHPF y que este tenía actividad antiestrogénica.
“El efecto antiestrogénico ha sido demostrado tanto en células como en animales de experimentación. El útero de estos animales presentaba bajo peso, atrofia del endometrio y efectos adversos en el embarazo aún a dosis menores de las que se relacionaron con riesgo en el caso del BPA. Por otra parte, los autores encontraron también la presencia de BHPF en el plasma del 7% de individuos que bebían regularmente de botellas de plástico”.
Sin embargo y pese a estos resultados, los autores son cautos a la hora de presentar sus datos y concluyen que es necesario estudiar la actividad anti-estrogénica de los compuestos libres de BPA, así como realizar futuros estudios toxicológicos sobre los efectos del BHPF en humanos.
Para el profesor Bosch, esta investigación aporta datos muy importantes que enumera en cuatro puntos: “En primer lugar es que el significado de desarrollar plásticos libres de BPA, a pesar de su bajo costo de producción, está claramente relacionado a los numerosos efectos adversos hallados. En segundo lugar que el nuevo plástico estudiado, el BHPF, lamentablemente, también es un disruptor endocrino en este caso en sentido opuesto al del BPA; posee efecto antiestrogénico -es decir antagoniza el efecto de los estrógenos; precisamente por ello -y en tercer lugar- perturba el embarazo donde los estrógenos son especialmente importantes. Y por último, aunque el BPA no ha sido aún prohibido, la búsqueda de un plástico inerte y carente por tanto de efectos adversos parece que no hecho más que comenzar”.
Por todos estos motivos, Bosch señala a la población que “al igual que en nuestra cultura actual se intenta cuidar el medio ambiente y prevenir el cambio climático, así como promover el mantenimiento de la salud por medio del ejercicio físico reglado y una dieta saludable, sería cuanto menos deseable mantener nuestro organismo libre de químicos industriales como el BPA”. Del mismo modo, concluye este profesor que es relevante “la no conveniencia de reutilizar envases plásticos y muy especialmente no calentarlos ni poner líquidos caliente dado que esta bien demostrado que aumenta la liberación de bisfenoles del plástico”.

 

 

Fuente: El Mundo (España)

.

 

Leer Más