Candidatos a intendente invitados a suscribir ACUERDO AMBIENTAL

INVITACION A CONFERENCIA DE PRENSA

Lunes 26 de setiembre 2011 – Salón del Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos,
Hipólito Yrigoyen 1549 Mar del Plata, 11:30hs.

Los diez candidatos a intendente municipal invitados a suscribir ACUERDO AMBIENTAL

La Agenda ambiental – Acta de Compromiso es una iniciativa de las organizaciones ambientales del municipio de General Pueyrredón, que tiene por objeto instalar en la agenda pública los temas impostergables en relación a la calidad de vida y el ambiente, para que sean asumidos como política de estado en el próximo período de gobierno comunal.
Esta agenda es sin dudas orientativa, pues la lista de temas es enormemente amplia y excede nuestra posibilidad de enumeración cabal. Con ella buscamos transmitir una visión del desarrollo que se contrapone con las premisas de la lógica de la acumulación, el crecimiento económico indefinido y la idea de que la ciencia y la tecnología por sí mismas podrán resolver todos nuestros problemas. Ese modo de concebir el mundo ha sido el marco de los conflictos sociales y ambientales actuales.
Este colectivo de Organizaciones ambientales ha invitado a todos los candidatos a Intendente Municipal, a firmar en un acto público el Acta de Compromiso, de modo de manifestar la voluntad de asumir los temas enlistados en ella, el día lunes 26 de setiembre del cte. año, en el Salón del Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos, Hipólito Yrigoyen 1549 de Mar del Plata, a las 11.30hs.

Invitamos a la prensa a presenciar el convite a la firma por parte de los diez candidatos a intendente municipal del Partido de General Pueyrredón.

BIOS – FUNDACION FAUNA ARGENTINA – FUNDACION RESERVA NATURAL PUERTO MAR DEL PLATA – SURFRIDER INTERNACIONAL – PRO COSTAS – ASAMBLEA AMBIENTAL

Contacto: Lic. Silvana Buján – BIOS (0223) 479-2474 / (0223) 155019937 ecosil@copetel.com.ar

DECALOGO – ACTA AMBIENTAL:

1. Fortalecer el área ambiental municipal
A diferencia de lo que ha ocurrido en todo el mundo, las sucesivas gestiones municipales a partir del año 2001 han ido reduciendo el área de gestión ambiental municipal a su mínima expresión. Existe en la Municipalidad personal capacitado y eficiente, pero no posee atribuciones ni presupuesto.
Solicitamos que el área sea recategorizada jerárquicamente en el organigrama municipal, atribuyéndole personal y recursos suficientes para dar cuenta de los problemas ambientales del distrito.

2. Desarrollar una política integral de tratamiento de residuos.
El calamitoso estado actual del Predio de Disposición Final de Residuos es solamente la punta visible de un problema que hace décadas no se trata de manera integral. Mar del Plata es la quinta ciudad del país en población, y necesita un sistema acorde a su envergadura, que no consista simplemente en enterrar de manera prolija todo lo producido.
Solicitamos un plan integral sobre residuos sólidos urbanos que incluya, entre otras cosas: educación ambiental para disminuir la cantidad, separación en origen, recolección diferenciada, mayor higiene en calles para evitar que por los pluviales lleguen desperdicios al mar, tratamiento eficiente de los residuos orgánicos, trabajo social con los recolectores informales y remediación urgente del actual predio de disposición final.

3. Actualizar el Código de Ordenamiento Territorial.
Si bien se le han hecho cambios menores, el COT del Partido de General Pueyrredón no presenta una modificación de fondo desde el año 1982. La concepción en sí del Código era antigua cuando fue implementado. Treinta años después el COT revela su carencia de pautas ambientales y un modelo ambiguo que prevé una ciudad que no se decide a ser dispersa ni se densifica de manera razonable. Cuando se le hicieron cambios, fueron siempre a favor de la especulación inmobiliaria más desaforada.
Solicitamos un nuevo código construido de manera consensuada con entidades y personas de la ciudad, con aportes de otros entes públicos, con pautas razonables de densificación, con alturas máximas y retiros que respeten las necesidades de aire y sol así como la historia y peculiaridades de cada barrio marplatense.

4. Implementar una política que incentive el transporte público y el ciclismo.
Todas las ciudades del mundo en general y de Latinoamérica en particular que han mejorado sus condiciones ambientales lo han hecho optimizando su sistema de transporte público y el ciclismo. En Mar del Plata parece ser un tema tabú, reducido al debate sobre monederas o tarjetas. Un buen sistema de transporte no es más caro para la ciudad sino que disminuye los costos globales al aumentar las condiciones de seguridad vial, reducir los tiempos de traslado, evitar el congestionamiento, disminuyendo las emisiones de gases de combustión.
Solicitamos un sistema de transporte público que sea previsible en cuanto horarios y frecuencias, llegue a todos los barrios sin pasar necesariamente por el centro, permita el trasbordo de colectivos para hacer combinaciones con el mismo boleto y posea unidades controladas regularmente para bajar los índices de contaminación. Este incentivo al transporte público debe complementarse con un posterior desaliento al ingreso del transporte privado al centro, la creación de nuevas bicisendas y la promoción de su uso con bicicletas o ciclomotores.

5. Implementar una política coherente y sostenida de arbolado urbano y cuidado de los espacios verdes.
Mar del Plata ha ido perdiendo su arboleda urbana de regular calidad en manos de podadores improvisados, mala gestión de la poda pública y envejecimiento natural de los ejemplares. Basta observar cualquier otra ciudad del país para ver que dañar un árbol es severamente penado, que las arboledas y boulevares son cuidados por las administraciones públicas y las personas.
La parte central de Mar del Plata posee plazas de 4 manzanas agradables y bien diseñadas, aunque con algunos problemas como perros sueltos. Pero a medida que nos alejamos del centro, la presencia de espacios verdes públicos desciende hasta casi desaparecer. El espacio público verde puede ser un lugar de encuentro social y con la naturaleza, si se le dedica tiempo, esfuerzo y vigilancia.
Solicitamos un plan Forestal que no delegue en el frentista la responsabilidad de la elección de especies ni su plantación sino su posterior cuidado, para asegurar homogeneidad paisajistica y planificación a largo plazo.
La implementación de un plan de creación de nuevos espacios verdes, plazas barriales, con controles parasitológicos en sitios de juegos infantiles, circunscribiendo zonas de uso canino, volviendo a la figura del placero que asegure la calidad de ese espacio y su necesario control.

6. Asegurar agua potable en barrios con calidad de aguas en estado crítico.
De las grandes ciudades de Argentina, Mar del Plata es la única que depende íntegramente de un acuífero subterráneo para abastecerse de agua potable. En barrios periféricos la pobreza ha llevado a elevados grados de contaminación del acuífero por mala construcción de pozos negros y perforaciones deficientes. A pesar del notable esfuerzo de OSSE al respecto, miles de marplatenses, en especial niños, sufren las consecuencias de esa contaminación a diario.
Solicitamos el tendido de la red de agua en esos barrios en estado crítico y donde no sea posible en el corto plazo, apoyo a los habitantes a través de educación ambiental, subsidios y apoyo técnico para mejorar las condiciones de sus perforaciones.

7. Controlar de manera efectiva el uso de agroquímicos.
El escaso control municipal y provincial y el afán de lucro desmedido de empresas frutihorticolas han llevado al incumplimiento reiterado de los umbrales máximos de presencia de agroquímicos en las frutas y verduras cultivadas y consumidas en el partido. Eso se combina con la fumigación sobre zonas pobladas, en el borde de la ciudad, con casos comprobados de intoxicaciones sobre humanos.
Solicitamos hacer cumplir la ordenanza de fumigaciones vigente, profundizar el control de residuos de plaguicidas en vegetales de consumo humano, conjuntamente con SENASA y MAA y encarar un programa de “producción verde” incentivado por la Municipalidad para que, lejos de significar una merma en las ganancias de los empresarios frutihorticolas, la producción orgánica se transforme en un eje productivo de la ciudad.

8. Implementar una política de defensa del espacio público en las playas.
Mar del Plata posee una de las más hermosas y extensas costas del país. Sin embargo, desde la década del ´90 se sufre un proceso de privatización de esos espacios y su degradación por falta de inversión pública en un círculo perverso que concluye justificando la privatización debido a su abandono por parte del estado.
Solicitamos una revisión de los conceptos de uso de las playas para la comunidad, hoy avasallada por las concesiones de los balnearios privados, en toda la extensión de la costa, y un aumento de la inversión pública para garantizar el acceso a la playa en aquellos sectores que no han sido privatizados.

9. Defensa y mejoramiento de las condiciones de los espacios Naturales del Partido.
El partido de General Pueyrredón tiene reservas naturales con muy distinto grado de tratamiento. Algunas, como Laguna de los Padres, necesitan incrementar su presupuesto. Otras, como la Reserva Natural de las playas del Sur, deben poner en marcha su Plan de Manejo. Otras más, como la Reserva Natural del Puerto, están constantemente amenazadas por intereses comerciales especulativos y políticos de todo rango. Por último, hay enormes espacios verdes olvidados, como el Parque Camet.
Solicitamos la urgente implementación de un plan de apoyo institucional municipal a la Reserva Natural del Puerto, sin que el municipio avale avances depredadoras sobre ella por parte de privados. La puesta en marcha de los Planes de Gestión existentes y el diseño e implementación de Planes de Manejo con participación ciudadana para aquellos Parques y Reservas que aún no lo tengan

10. Conservación de los recursos pesqueros argentinos
Gran parte de la actividad económica del Partido de General Pueyrredón depende de las actividades pesqueras. Hay una cantidad de especies comerciales en peligro de extinción por sobrepesca, cuya ausencia crearía un enorme problema socioeconómico a la ciudad, además de la pérdida de biodiversidad.
Solicitamos que la ciudad a través de sus autoridades locales exija a las autoridades nacionales y provinciales la sanción de leyes y la ejecución de acciones tendientes al mantenimiento razonable de las especies marinas que sustentan esa actividad económica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.