Agroquímicos biocidas en escuelas rurales de Tandil

 

Investigadores, docentes y alumnos de la Universidad Nacional del Centro (UNICEN) detectaron la presencia de agroquímicos biocidas en suelo y agua de pozo en las 15 escuelas rurales participantes del proyecto de extensión. Estas conclusiones surgen en el informe “Agroquímicos plaguicidas en Escuelas Rurales del Partido de Tandil” que fue presentado ayer.
El trabajo detectó la presencia de 16 ingredientes activos de formulados de plaguicidas. Todas las escuelas estaban contaminadas, algunas con hasta 8 de estos productos. El informe pone en evidencia el riesgo que corre la comunidad educativa rural del partido, así como la población cercana a los establecimientos educativos.
Muchos de los plaguicidas encontrados en las muestras son genotóxicos, neurotóxicos, carcinogénicos y/o disruptores endocrinos, capaces de generar efectos nocivos a la salud a muy bajas dosis. Está comprobado que las personas expuestas una o repetidas veces a estos agroquímicos biocidas elevan su posibilidad de desarrollar enfermedades con el tiempo. Algunas de estas sustancias no han sido todavía suficientemente estudiadas, lo cual no implica que sean inocuas.
En la totalidad de las escuelas relevadas por los investigadores de la UNICEN se detectaron sustancias tóxicas. En el agua se encontró con mayor frecuencia Metsulfurón metil (en el 89% de las muestras), Atz-desetil (metabolito de Atrazina, en 77% de las muestras) y Diclosulam (67%), En las muestras de suelo los ingredientes activos más frecuentes fueron Atrazina y su metabolito Atz-OH (63% y 69% de las muestras respectivamente), AMPA (metabolito del Glifosato, 69%), Glifosato (56%) y 2,4-D (50% de las muestras).
El trabajo de extensión universitaria señala que: · Los agroquímicos biocidas se difunden en el aire por efecto de las derivas primarias, secundarias y terciarias, se escurren hacia ríos y arroyos, se infiltran hacia las napas subterráneas y se adsorben a partículas de suelo que son transportadas por el viento.
Una vez liberados al ambiente, son incontrolables. · Las Buenas Prácticas Agrícolas son necesarias pero absolutamente insuficientes. Aun cuando se sigan al pie de la letra, no pueden, de ninguna manera, proteger a la población ni a los ecosistemas.
Resulta indispensable hacer estudios epidemiológicos, en especial en niños y niñas, de las comunidades educativas rurales del Partido de Tandil. El equipo de trabajo estuvo compuesto por las docentes e investigadoras de la Facultad de Ciencias Exactas de la UNICEN Graciela Canziani, Agustina Cortelezzi, Soledad
Fontanarrosa y Adela Tisnés; los investigadores de la EEA INTA Balcarce Virginia Aparicio y Eduardo De Gerónimo; y estudiantes y graduados que integran el proyecto de Voluntariado Universitario EcoAgricultura financiado por la Secretaría de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación.

El trabajo puede descargarse de aquí
La presentación puede verse en: https://youtu.be/Dtrgn3Wp0ws

Contacto: canziani@exa.unicen.edu.ar

.

Leer Más

Para saber adónde conseguir alimentos orgánicos y agroecológicos

PARA SABER ADÓNDE CONSEGUIR ALIMENTOS ORGÁNICOS Y AGROECOLÓGICOS

 

 

Hemos avanzados mucho ya en el mapa regional (zona mar y sierras – Mar del Plata y entorno / Balcarce / Tandil) para ubicar a quiénes producen o venden alimentos orgánicos y agroecológicos: verduras, harinas, panificados, conservas, etc.
Deseamos completarlo con la ayuda de todos.
E inspirar a otras regiones a confeccionar mapas similares.

Ver pantalla completa

¿Conoce algún productor orgánico y agroecológicos?
¿Sabe adónde se venden productos orgánicos y agroecológicos?
¿Dietéticas o comercios que los ofrezcan?

Por favor, envíe esos datos básicos (qué venden, cómo se llama el lugar, la dirección, si hay teléfono o web) a mapaagroecologico@gmail.com

Muchas gracias!
Entre todos, confeccionemos el mapa para saber
dónde conseguir productos orgánicos y agroecológicos
y alimentarnos mejor!

.

Leer Más

Carta Documento a la Sra. Gobernadora de la Provincia de Buenos Aires

BIOS informa que en el día de hoy, martes 8 de enero 2019, hemos cursado Carta Documento a la Sra. Gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, Dra. María Eugenia Vidal, al Sr Ministro de Salud de la Provincia de Buenos Aires Dr. Andrés Scarsi, y al Sr. Ministro de Agroindustria de la Provincia de Buenos Aires Ing. Leonardo Sarquís, resaltando su responsabilidad sobre el riesgo actual e inminente y atentado a la salud pública, especialmente para personas por nacer, niños, y niñas, derivado de la aplicación de la Resolución 246 del Ministerio de Agroindustria de la provincia, publicada el 17 de diciembre 2018.
BIOS lleva veintiocho años de trabajo ininterrumpido analizando el modelo agroindustrial. Hemos demostrado a cabalidad sin márgenes de error técnico o científico alguno, que por más buenas prácticas que se planifiquen, por más etiquetado se se aplique, o por más ocultamiento de los daños, el uso de sustancias biocidas en la agricultura llega inevitablemente a los alimentos, la orina y la sangre de todos los habitantes.
Esta resolución viola el principio de progresividad ambiental al sugerir a los municipios bonaerenses que han asumido algún grado de cuidado de la salud y el ambiente, que reduzcan sus normas protectivas y expongan a riesgos sanitarios a la población, así como desconoce la inocultable y pública evidencia sobre estas sustancias y sus impactos.
BIOS se suma a la catarata de declaraciones que condenan esta resolución y espera un gesto a la altura de la evidencia científica por parte del Ministerio de Agroindustria, esperando señales positivas de la gestión educativa y política hacia la reconversión agroecológica, única y posible solución a estas discusiones.

Contacto Lic. Silvana Buján
0223 479-2474
0223 155019937
ecosil@copetel.com.ar

Leer Más

Detección de glifosato en orina humana – Fuera del Tarro

 
 

Campaña FUERA DEL TARRO

BIOS Argentina

Detección de glifosato en orina humana


En Junio de 2013, análisis realizados por Amigos de la Tierra España, demostraban la presencia de glifosato en la población. Los análisis revelaron que el 45% de las muestras de orina lo contenían. Fue el primer estudio que se hizo en Europa para comprobar la presencia del herbicida glifosato en personas. Todos los participantes fueron voluntarios y vivían en ciudades sin haber estado en contacto directo con el producto[1].

BIOS SE PREGUNTÓ: QUÉ PASARÁ EN MAR DEL PLATA?

Esta campaña de BIOS, continuación de la campaña MALA SANGRE, llevó año y medio de trabajo, ya que no existían en el país los equipos necesarios para realizar estas determinaciones.
Finalmente, hemos logrado realizar las primeras determinaciones a un menú de una decena de voluntarios no expuestos (personas que vivimos en la ciudad y no consumimos soja) y a voluntarios que viven en las cercanías a zonas agrícolas. Nuestra esperanza era que nuestros resultados iban a ser tranquilizadores. Pero no.

RESULTADOS:

Presencia de Glifosato en orina: 70% de las muestras
Presencia de AMPA en orina: 70% de las muestras

Un solo paciente de los muestreados (10%) dio negativo para ambos analitos.

Podemos lograr que se alejen las aplicaciones de agrotóxicos de las casas… pero, ¿podemos impedir la lluvia? ¿podemos impedir la residualidad en los alimentos?
El Centro de Investigaciones del Medio Ambiente (CIMA – UNLP) ha producido en 2014 (con la firma de los Dres. Lucas Alonso, Alicia Ronco y Damián Marino) un trabajo de investigación que demuestra que estas sustancias también evaporan y caen, luego, con las lluvias. Es decir, llueven agrotóxicos. El objetivo de aquél trabajo consistió en estudiar los niveles en aguas de lluvia en núcleos poblacionales urbanos y periurbanos de la Región Pampeana. Se realizaron muestreos de los eventos de lluvia desde Octubre de 2012 a Abril de 2014 en provincia de Bs. As. Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos. El glifosato fue el herbicida más detectado con 90% de resultados positivos. Estos resultados son los primeros medidos para Argentina y aportan información respecto a una de las contribuciones atmosféricas en cuencas hídricas y poblaciones urbanas para este tipo de compuestos.
Recordemos que con BIOS hemos analizado en nuestras campañas sólo un puñado de sustancias. Pero en la vida real se usan cientos de diferentes sustancias base y formulados. Esto quiere decir que probablemente recibimos lluvia (que cae en los aljibes, cursos de agua, techos, gentes, etc.) con cócteles de muchas cosas todas juntas. El viejo concepto de que “la dosis hace el veneno” (Paracelso), no funciona en estas sustancias, puesto que muchas de ellas son acumulativas y porque las dosis bajas pero reiteradas producen efectos irreversibles.
Las sustancias producidas por la química de síntesis tienen la mala costumbre de poder combinarse y sinergizarse. Esto es, moléculas que solas eran relativamente inocuas, combinadas pueden resultar tóxicas. Y hasta provocar ciertos efectos que son más intensos a bajas dosis que a altas. Además, estas sustancias impactan de modo diferente en los diversos estadios del desarrollo: su presencia en el período de gestación, o en un niño en crecimiento, o en un adolescente en desarrollo genera efectos dispares. Lo mismo en un anciano o en una persona mal nutrida.
Una persona expuesta a agrotóxicos de modo cotidiano, es más proclive a enfermar.

Ya demostramos que llevamos agrotóxicos en la sangre, que están en los vegetales, la UNLP demuestra que están en la lluvia, y ahora, demostramos que también, aun sin acercarnos a ellos, los recibimos a traves del agua, la lluvia, la comida, y los hallamos en la orina.
¿Qué esperamos para cambiar el modelo de producción de alimentos?

No es ingenuo que:

– Nunca antes se hayan hecho este tipo de mediciones.
– Que su detección en el cuerpo humano no aparezca en los grandes medios.
– Que ninguna agencia de salud del gobierno o laboratorio de las corporaciones químicas haya hecho mediciones de residualidad en sangre u orina.
– Que no se vean representantes de salud en las mesas de discusión para la adecuación de las normas que regulan estas sustancias.
– Que nunca se haya contemplado para las reglamentaciones que las rigen los efectos subagudos y crónicos.

Y varios otros “Que…”

Pero si: también en la lluvia. Y ahora además, si: también en la orina.

Lic. Silvana Buján 

silvanabujan@yahoo.com.ar
(0223) 479-2474
(0223) 155019937
BIOS – RENACE – GAIA – IPEN – Coalición Ciudadana Antiincineración
.

Leer Más

De la Ecíclica LAUDATO SI


publicada hoy por el Papa FRANCISCO SOBRE EL CUIDADO DE LA CASA COMÚN referidos al modelo agrícola con uso de agrotóxicos y a la energía nuclear, y alentamos a la lectura integral del documento.

“Existen formas de contaminación que afectan cotidianamente a las personas. La exposición a los contaminantes atmosféricos produce un amplio espectro de efectos sobre la salud, especialmente de los más pobres, provocando millones de muertes prematuras. Se enferman, por ejemplo, a causa de la inhalación de elevados niveles de humo que procede de los combustibles que utilizan para cocinar o para calentarse. A ello se suma la contaminación que afecta a todos, debida al transporte, al humo de la industria, a los depósitos de sustancias que contribuyen a la acidificación del suelo y del agua, a los fertilizantes, insecticidas, fungicidas, controladores de malezas y agrotóxicos en general. La tecnología que, ligada a las finanzas, pretende ser la única solución de los problemas, de hecho suele ser incapaz de ver el misterio de las múltiples relaciones que existen entre las cosas, y por eso a veces resuelve un problema creando otros”.

“Tanto los residuos industriales como los productos químicos utilizados en las ciudades y en el agro pueden producir un efecto de bioacumulación en los organismos de los pobladores de zonas cercanas, que ocurre aun cuando el nivel de presencia de un elemento tóxico en un lugar sea bajo. Muchas veces se toman medidas sólo cuando se han producido efectos irreversibles para la salud de las personas”.

“…muchos pájaros e insectos que desaparecen a causa de los agrotóxicos creados por la tecnología son útiles a la misma agricultura, y su desaparición deberá ser sustituida con otra intervención tecnológica, que posiblemente traerá nuevos efectos nocivos. Son loables y a veces admirables los esfuerzos de científicos y técnicos que tratan de aportar soluciones a los problemas creados por el ser humano. Pero mirando el mundo advertimos que este nivel de intervención humana, frecuentemente al servicio de las finanzas y del consumismo, hace que la tierra en que vivimos en realidad se vuelva menos rica y bella, cada vez más limitada y gris, mientras al mismo tiempo el desarrollo de la tecnología y de las ofertas de consumo sigue avanzando sin límite. De este modo, parece que pretendiéramos sustituir una belleza irreemplazable e irrecuperable, por otra creada por nosotros”.
“La expansión de la frontera de estos cultivos arrasa con el complejo entramado de los ecosistemas, disminuye la diversidad productiva y afecta el presente y el futuro de las economías regionales. En varios países se advierte una tendencia al desarrollo de oligopolios en la producción de granos y de otros productos necesarios para su cultivo, y la dependencia se agrava si se piensa en la producción de granos estériles que terminaría obligando a los campesinos a comprarlos a las empresas productoras”.

“Sin duda hace falta una atención constante, que lleve a considerar todos los aspectos éticos implicados. Para eso hay que asegurar una discusión científica y social que sea responsable y amplia, capaz de considerar toda la información disponible y de llamar a las cosas por su nombre. A veces no se pone sobre la mesa la totalidad de la información, que se selecciona de acuerdo con los propios intereses, sean políticos, económicos o ideológicos. Esto vuelve difícil desarrollar un juicio equilibrado y prudente sobre las diversas cuestiones, considerando todas las variables atinentes. Es preciso contar con espacios de discusión donde todos aquellos que de algún modo se pudieran ver directa o indirectamente afectados (agricultores, consumidores, autoridades, científicos, semilleras, poblaciones vecinas a los campos fumigados y otros) puedan exponer sus problemáticas o acceder a información amplia y fidedigna para tomar decisiones tendientes al bien común presente y futuro. Es una cuestión ambiental de carácter complejo, por lo cual su tratamiento exige una mirada integral de todos sus aspectos, y esto requeriría al menos un mayor esfuerzo para financiar diversas líneas de investigación libre e interdisciplinaria que puedan aportar nueva luz”.

“Cuando aparecen eventuales riesgos para el ambiente que afecten al bien común presente y futuro, esta situación exige «que las decisiones se basen en una comparación entre los riesgos y los beneficios hipotéticos que comporta cada decisión alternativa posible». Esto vale sobre todo si un proyecto puede producir un incremento de utilización de recursos naturales, de emisiones o vertidos, de generación de residuos, o una modificación significativa en el paisaje, en el hábitat de especies protegidas o en un espacio público. Algunos proyectos, no suficientemente analizados, pueden afectar profundamente la calidad de vida de un lugar debido a cuestiones tan diversas entre sí como una contaminación acústica no prevista, la reducción de la amplitud visual, la pérdida de valores culturales, los efectos del uso de energía nuclear. La cultura consumista, que da prioridad al corto plazo y al interés privado, puede alentar trámites demasiado rápidos o consentir el ocultamiento de información. En toda discusión acerca de un emprendimiento, una serie de preguntas deberían plantearse en orden a discernir si aportará a un verdadero desarrollo integral: ¿Para qué? ¿Por qué? ¿Dónde? ¿Cuándo? ¿De qué manera? ¿Para quién? ¿Cuáles son los riesgos? ¿A qué costo? ¿Quién paga los costos y cómo lo hará? En este examen hay cuestiones que deben tener prioridad. Por ejemplo, sabemos que el agua es un recurso escaso e indispensable y es un derecho fundamental que condiciona el ejercicio de otros derechos humanos. Eso es indudable y supera todo análisis de impacto ambiental de una región. En la Declaración de Río de 1992, se sostiene que, «cuando haya peligro de daño grave o irreversible, la falta de certeza científica absoluta no deberá utilizarse como razón para postergar la adopción de medidas eficaces» que impidan la degradación del medio ambiente. Este principio precautorio permite la protección de los más débiles, que disponen de pocos medios para defenderse y para aportar pruebas irrefutables. Si la información objetiva lleva a prever un daño grave e irreversible, aunque no haya una comprobación indiscutible, cualquier proyecto debería detenerse o modificarse. Así se invierte el peso de la prueba, ya que en estos casos hay que aportar una demostración objetiva y contundente de que la actividad propuesta no va a generar daños graves al ambiente o a quienes lo habitan.  Esto no implica oponerse a cualquier innovación tecnológica que permita mejorar la calidad de vida de una población. Pero en todo caso debe quedar en pie que la rentabilidad no puede ser el único criterio a tener en cuenta y que, en el momento en que aparezcan nuevos elementos de juicio a partir de la evolución de la información, debería haber una nueva evaluación con participación de todas las partes interesadas. El resultado de la discusión podría ser la decisión de no avanzar en un proyecto, pero también podría ser su modificación o el desarrollo de propuestas alternativas”.

Vaticano, 18 de junio 2015


http://w2.vatican.va/content/dam/francesco/pdf/encyclicals/documents/papa-francesco_20150524_enciclica-laudato-si_sp.pdf

BIOS Argentina
ecosil@copetel.com.ar
www.bios.org.ar
.

Leer Más

Conferencia sobre marco legal del uso de agrotóxicos


BIOS Argentina organiza e invita
                                                                                
MARCO LEGAL DEL USO DE AGROTÓXICOS
DERIVAS E IMPACTOS SANITARIOS
Conferencia abierta y gratuita 3 de julio de 2015, a las 18hs.
Salón de conferencias del Instituto Nacional de Epidemiología Dr. Juan H. Jara
Ituzaingó 3520, Mar del Plata.

 

  •  La problemática de la clasificación de los agrotóxicos. Verdades y Falacias de las Buenas Prácticas Agrícolas.
A cargo de Claudio Lowy. Ing. Forestal (UNLP). Master en Desarrollo Humano Sostenible, Catedra UNESCO, Univ. de Girona. Doctorando en Ciencias Sociales (UBA). Investigador y docente universitario en temas vinculados al Desarrollo Sostenible, economía solidaria y sistemas de análisis social. Integrante de Bios-RENACE.
  •  Las derivas de las aplicaciones de fitosanitarios. Hasta dónde llegan, cómo se dispersan.
A cargo de Marcos Tomassoni. Ing. Químico – Universidad Tecnológica Nacional – Facultad Regional Córdoba.
  •  Intentando que las estadísticas reflejen la realidad. El estado del arte en la práctica médica.
A cargo de María del Carmen Martín. Doctora especialista en Pediatría, (MP 92689) UNLP. Médica Pediatra en Salas  Periféricas de Atención Primaria de la Salud, Secretaría  de Salud del Partido de General Pueyrredón.  Pediatra en Unidades Sanitarias de Atención Primaria de zonas rurales. Integrante de Bios-RENACE.
BIOS Argentina

.

Leer Más

EIA a las prácticas agrícolas

En Mar del Plata quedó en suspenso una ordenanza local, que establece una franja de mil metros sin aplicación de agrotóxicos en torno a zonas pobladas. Por presiones de sectores del agro, una resolución municipal difirió su vigencia por 150 días, prometiendo generar un programa de reconversión agroecológica para esas tierras.
Nuestro municipio está siendo observado desde todo el país por muchos otros municipios que atraviesan la misma coyuntura: seguir priorizando producción sobre salud o ecualizar un espacio de transición hacia la agroecología, cultivando junto a las ciudades productos diferenciados y sanos.
En estos meses han aparecido indicadores muy elocuentes, que esperamos sean asumidos por los que decidirán en estos temas en pocos días más:
Por un lado, la Auditoría General de la Nación confirmó lo que se denunciaba sistemáticamente: las clasificaciones de los agrotóxicos están mal hechas. Fueron generadas por las mismas empresas que los producen, sin análisis alguno por parte del país, y sub-evaluadas en su peligrosidad. Ello pone por añadidura en una difícil situación a las famosas “buenas prácticas” que emplean productos con marbetes inexactos. Además, la Auditoría solicita que se asuma el riesgo ante la cronicidad de las exposiciones a los venenos, silenciada hasta hoy y permanentemente denunciada por los médicos rurales. En relación a ello, oportunamente publicamos la nota “Levemente muertos” en alusión a la leyenda de los marbetes “Levemente tóxico”.
Por otro lado, las dos Defensorías del Pueblo (Nacional y Provincial) se han pronunciado en idéntico sentido.
El Programa Temático Interdisciplinario en Bioética de la Universidad Nacional de Mar del Plata sumó a los aportes un extenso documento en el cual, “en consonancia con el principio de precaución recomienda instrumentar y aplicar la ordenanza 18.740 priorizando la salud pública.”
La Facultad de Ciencias Exactas y Naturales en su Ordenanza D01/11 respaldó además “los reclamos de los vecinos y de los diferentes espacios ambientalistas, considerando necesaria la aplicación inmediata del marco normativo que establece la Ordenanza Municipal 18740/08”.
Serrat supo cantar una canción que decía “Yo me manejo bien con todo el mundo”. A veces (las más) hay que tomar decisiones políticas que no quedan bien con todo el mundo. Pero que son aquéllas que hay que tomar. Muchos ojos están viendo qué decisión asume esta gestión, para imitarla, o en el peor de los casos, condenarla.
BIOS celebra, apoya y acompañará todas las acciones públicas o privadas que se tomen para la reconversión agroecológica, para recuperar en el ambiente y en las personas, la salud y el respeto por la diversidad.
Producir sano es posible, y es rentable. No sólo porque los productores llenan sus bolsillos y hasta exportan, sino que es rentable porque el Estado ahorra en atención médica de alergias, asmas, erupciones, cáncer, o cuadros neurológicos a veces irreversibles.
Aguardamos expectantes saber cómo seguirá esta historia.

Martin Luther King dijo una vez,

“La cobardía hace la pregunta: ¿es seguro?
La conveniencia hace la pregunta: ¿es política?
La vanidad hace la pregunta: ¿es popular?
Pero la consciencia hace la pregunta: ¿es correcto?
Y llega un momento en que uno debe tomar una posición
que no es ni segura, ni política, ni popular. Pero uno debe tomarla porque es la correcta”.

BIOS Argentina
www.bios.org.ar

Contacto: (0223) 479-2474 (0223) 155019937
ecosil@copetel.com.ar
bios_argentina@yahoo.com

.

Leer Más

Reporte de resultados – Mala Sangre



Ponemos a disposición aquí los resultados bioquímicos de los análisis realizados a los cinco marplatenses que ofrecieron su sangre para revisar qué sustancias extrañas y tóxicas había allí, y a tres miembros de BIOS.
Estos resultados nos permiten aseverar con el rigor del dato clínico, que:

– Estamos demostrando que los agrotóxicos no “desaparecen” luego de aplicados. Algunos degradan en metabolitos que persisten y terminan en el cuerpo humano. Por ejemplo, el DDT no se usa hace años, y sin embargo tenemos DDD en nuestra sangre. Miles de litros de veneno si se evaporan están pasando de la tierra al aire, pero no desaparecen. Podemos afirmar hoy, que hay agrotóxicos en la sangre de los marplatenses.
– Estas sustancias que comprobamos que están en el cuerpo, deprimen el sistema inmunitario. Hacen a la persona más sensible a enfermar de muchas patologías. Un organismo malnutrido tiene más probabilidad de enfermar portando estas sustancias en su organismo, que cualquiera de los que hemos chequeado nuestra sangre, pues tenemos la fortuna de comer todos los días.
– Por añadidura, una persona expuesta a agrotóxicos de modo cotidiano, es más proclive a enfermar que aquéllos que no vivimos en los bordes de las ciudades y son expuestos a las derivas de las aspersiones.

Luego de haber constatado esta situación, decimos:

Peticionamos que el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, los organismos dependientes y vinculados como el SENASA, apliquen la Recomendación 147/2010 del Defensor del Pueblo de la Nación y de la Auditoría General de la Nación y coloquen BANDA ROJA (Clase 1) a todos los agrotóxicos hasta tanto no se realicen los estudios toxicológicos de cada uno de los principios activos y de los formulados que se aplican en la producción agrícola, superando la perversa metodología de clasificación que los fabricantes de los químicos supieron imponer, que no son estudios científicos y que contravienen las recomendaciones expresas y taxativas de la Organización Mundial de la Salud..
Solicitamos que asi como se exige una Evaluación de Impacto Ambiental a cualquier actividad productiva, se exija igualmente a la producción agrícola, máxime que usa, transporta y manipula sustancias peligrosas a la vez que contamina con sus efluentes líquidos, sólidos y gaseosos el aire, el suelo el agua y los alimentos que llegan a nuestra mesa. Es una omisión muy seria y peligrosa la que se ha hecho con esta rama de la producción, dejándola exenta de toda evaluación sanitaria.
Exigimos se separen las aplicaciones (de cualquier banda) de agrotóxicos nuevamente a al menos mil metros de las zonas habitadas, hasta tanto se revise su clasificación, esto y lo anterior, por el Principio precautorio, que establece claramente que si hay una actividad de posible impacto a la salud o al ambiente debe suspenderse hasta que se demuestre su inocuidad.
Estas prácticas agrícolas no son inocuas: nuestra sangre lo acaba de demostrar a través de la ciencia. Nadie puede explicarnos cómo sus químicos peligrosos están hoy en nuestros cuerpos, si supuestamente los usan y aplican sobre los vegetales.
¿Derivan con el viento sobre la ciudad? ¿se introducen diariamente en nuestras verduras de consumo? El viejo concepto de que “la dosis hace el veneno” (Paracelso), no funciona en estas sustancias, puesto que son acumulativos y porque las dosis bajas pero reiteradas producen efectos irreversibles. Ante estas certezas y estos riesgos, desde BIOS Argentina solicitamos se aplique el principio precautorio.

RESULTADOS DE LOS ANÁLISIS

Los análisis se hicieron en dos laboratorios: en el Laboratorio Fares Taie de la Ciudad de Mar del Plata, donde se analizaron sustancias como Endosulfán sulfato, Diazinón, DDD, Endrín, etc. y en parte en el Laboratory of Medical Investigations San Cecilio University Hospital, University of Granada, Spain donde se buscaron sustancias de más compleja determinación, como PCBs, B-HCH, etc, como se ve.

EN BIOS, los resultados mostraron en:
– Dra. María Esther Lasta: DDD – Deltametrina – Endrín
– Ing. Edgardo A. Musumeci: Endosulfán sulfato – Endrin Cetona
– Lic. Silvana Buján: DDD – Endrin

En España se procedió a la extracción y purificación química de 5 muestras de suero humano enviadas por la ONG Bios a los laboratorios de la Unidad de Apoyo a la Investigación del Hospital Universitario San Cecilio, con el objetivo de aislar y cuantificar los niveles de una selección de plaguicidas organoclorados y bifenilos policlorados. Los análisis químicos fueron realizados mediante cromatografía de gases con detector de captura de electrones, y las muestras fueron procesadas según la metodología descrita por Turci y cols. (Toxicol Lett. 2010, 15;192(1):66-71).






Estas moléculas han sido usadas tradicionalmente como plaguicidas para el control de plagas y vectores. Los plaguicidas organoclorados se caracterizan por ser altamente persistentes en las cadenas tróficas y muy lipofílicos y, por tanto, poseen un elevado potencial de bioacumulación en la cadena alimentaria. Tienen una elevada capacidad de resistir los procesos de degradación y, por tanto, persistir en el medioambiente y en los organismos durante años tras su última aplicación.
Aunque se perciban bajas cantidades mensuradas en sangre, estas sustancias tienen un elevado potencial de bioacumulación en otros tejidos. A lo largo de la vida va aumentando la carga corporal, además, las personas de mayor edad tienen niveles mayores no solamente porque hace más años que lo bioacumulan sino además, porque nacieron en momentos en que el uso de estos compuestos era más intenso.
Se pueden COMBINAR Y SINERGIZARSE: aunque de modo individual sean bajas dosis, unidas a otras bajas dosis pueden generar fuertes efectos. Además, se pueden COMBINAR CON EFECTO PARADOJICO: pueden provocar ciertos efectos que son más intensos a bajas dosis que a altas. Además, estas sustancias impactan de modo diferente en los diversos estadíos del desarrollo: su presencia en el período de gestación, o en un niño en crecimiento, o en un adolescente en desarrollo genera efectos dispares. Lo mismo en un anciano o en una persona malnutrida. Los COPs son disruptores endocrinos que alteran el funcionamiento de las hormonas alterando esa fisiología de delicado y vital equilibrio.
Por todo ello, el viejo axioma de Paracelso no se aplica en este caso: El veneno no depende de la dosis. En bajas dosis muchas cosas pueden ser veneno.
RESUMENES ORIENTATIVOS DE LAS SUSTANCIAS HALLADAS EN SANGRE
EL Β-HEXACLOROCICLOHEXANO (β-HCH) está presente en las mezclas de lindano, un pesticida usado ampliamente durante la década de los 60 y 70, principalmente en los cultivos de algodón, así como en lociones para controlar las plagas de pijos en escolares. Diversos estudios científicos han descrito su poder neurotóxico así como causante de estrés oxidativo.
EL HEPTACLORO también se usó para control de plagas, y son conocidos sus riesgos sobre la salud humana, debido a su potencial carcinogénico y neurotóxico.
EL HEXACLOROBENCENO (HCB), también usado en el control de plagas, también se ha prohibido su uso por sus conocidos efectos nocivos sobre la salud humana.
EL ALDRIN fue un insecticida extensamente usado entre de década de 1950 hasta los años 70 como insecticida en cosechas, tales como maíz y algodón. Además también se ha empleado para controlar plagas de tarmitas.
LOS PCBs Son una serie de compuestos químicos que se comenzaron a usar a nivel industrial en la década de 1930. Las principales aplicaciones actualmente incluyen su uso como intercambiadores de calor y fluidos dieléctricos en sistemas eléctricos, así como transformadores o estaciones rectificadoras. La principal vía de ingestión de PCBs en población general es la dieta, especialmente los alimentos grasos, como la carne y el pescado. Entre los principales riesgos para la salud humana derivados de la exposición a PCBs se pueden destacar su poder carcinogénico y teratogénico (malformaciones del feto).
CLORDANO Posiblemente carcinógena para los seres humanos. Afecta el sistema nervioso, el digestivo y el hígado en seres humanos y en animales. En pequeñas cantidades ingeridas se observaron dolores de cabeza, irritabilidad, confusión, debilidad, problemas de la vista, vómitos, calambres estomacales, diarrea e ictericia. En seres humanos, ingerir grandes cantidades puede producir convulsiones y causar la muerte.
DIAZINON Afecta al sistema nervioso. Los síntomas leves incluyen dolores de cabeza, mareo, debilidad, sensación de ansiedad, constricción de las pupilas y visión borrosa. Los síntomas más graves incluyen náusea y vómitos, calambres abdominales, pulso lento, diarrea, dificultad para respirar y coma. En animales expuestos a grandes cantidades se ha observado daño al páncreas y efectos sobre el sistema nervioso.
ENDOSULFAN Contaminante Orgánico Persistente, altamente tóxico si se inhala, se traga o se absorbe a través de la piel. Ingerir o respirar niveles elevados de endosulfán puede producir convulsiones y muerte. Afecta directamente el sistema nervioso central, con ataques epilépticos recurrentes. Se absorbe a través de la piel y también pude producir irritación ocular. Los síntomas incluyen hiperactividad, excitación, disnea (dificultad para respirar), apnea (detención de la respiración), salivación, pérdida del conocimiento, diarrea, anemia, náusea, vómito, insomnio, visión borrosa, cianosis, formación de espuma en la boca, temblor, falta de apetito, dolor de cabeza, confusión, falta de coordinación. Las personas que sufren afecciones asmáticas o convulsivas, forman un grupo de alto riesgo. También se encuentran en alto riesgo las personas que llevan una dieta deficiente en proteínas. Efectos adversos en el sistema reproductivo masculino por sus propiedades estrogénicas. Potencial promotor de tumores. Se ha demostrado su carcinogenicidad en ratas.
DDD Es producto de degradación del DDT y está prohibido en todo el mundo. Permanecen en el suelo por cientos de años, pueden evaporarse al aire. Afecta principalmente el sistema nervioso. Excitabilidad, temblores y convulsiones. Sudor excesivo, dolor de cabeza, náusea, vómitos y mareo. Alteraciones en los niveles de ciertas enzimas hepáticas en la sangre y puede afectar adversamente la reproducción. Los estudios en animales han demostrado que la exposición oral al DDT puede producir cáncer del hígado. El DDE (diclorodifenildicloroetileno) es el metabolito principal del DDT y, por tanto, un indicador de exposición pasada a este plaguicida.
DELTAMETRINA Neurotóxico que actúan sobre los ganglios basales del sistema nervioso central, por medio de la prolongación de la permeabilidad al sodio durante la fase de recuperación del potencial de acción de las neuronas, lo que produce descargas repetidas. Algunos de ellos también afectan la permeabilidad de la membrana al cloruro, actuando sobre los receptores tipo A del ácido gamma-aminobutírico. En ambos casos, el cuadro clínico es similar. Afectan al sistema nervioso central y al sistema muscular. Los síntomas más frecuentes son hiperreactibilidad, hipersalivación, vómito, diarrea, temblores, ataxia (descoordinación de movimientos), parestesia (sensación anormal de los sentidos como hormigueo, adormecimiento, etc.). Pérdida del control de micción. En intoxicación grave, fiebre o hipotermia, disnea, temblores, desorientación y calambres.
ENDRIN Puede causar efectos en el sistema nervioso central, dando lugar a convulsiones y muerte. Los efectos pueden aparecer de forma no inmediata. Efectos como lesiones graves al sistema nervioso y la muerte. Dolores de cabeza, mareo, nerviosidad, confusión, náusea, vómitos y convulsiones.
Defectos de nacimiento, especialmente formación anormal de ciertos huesos. Una dosis alta puede producir la muerte en unos pocos minutos.
Contacto:
Lic. Silvana Buján
0223 479-2474
0223 155019937
silvanabujan@yahoo.com.ar
.

Leer Más

Campaña Mala Sangre II: exitosa toma de muestras




Ha concluido exitosamente la toma de muestras a los cuatro periodistas y al músico marplatense.
Se ha sumado voluntariamente otro colega de los medios.
Las muestras son divididas en dos y remitidas al laboratorio local y al laboratorio de la Universidad de Granada.

BIOS agradece sinceramente a los ciudadanos que han participado en la campaña, así como los que lo han hecho de manera espontánea y solicitando el anonimato. También al grupo humano del laboratorio que nos acompaña con tanto entusiasmo.
En cuanto tengamos los resultados haremos una conferencia de prensa para su presentación.
Agradecemos también el apoyo y acompañamiento de los medios marplatenses que de modo generoso y desinteresado difundieron esta campaña.-

La campaña Europea breve está disponible en: http://assets.panda.org/downloads/detox___campaigning_for_safer_chemicals.pdf
El documento completo con resultados en detalle y fotos de los funcionarios europeos en el momento de las extracciones: https://docs.google.com/file/d/0B7b7riZt-USvQnJnYUNJZ3Vkdmc/edit?usp=sharing

Contacto:
Lic. Silvana Buján – 0223 479-2474
0223 155019937
silvanabujan@yahoo.com.ar

.

Leer Más

Se lanza la campaña «Mala Sangre»



Hemos analizado nuestra sangre, Y hemos hallado tóxicos en ella.

BIOS invita a analizar la sangre al Intendente Municipal,
a los funcionarios de Salud, Ambiente, Producción,
y al Presidente del HCD.

Se harán contramuestras de seguridad en el Laboratorio de Investigaciones Médicas, Hospital Universitario San Cecilio, Universidad de Granada, España

Es el primer estudio de estas características que se realiza en Argentina.

En el año 2004 WWF convocó a los Ministros de Salud y Ambiente de los países de la Comunidad Europea al Proyecto “Detox” con el objetivo de reclamar una legislación más estricta sobre los tóxicos en el ambiente. Se invitó a los funcionarios a sacarse sangre para analizar qué sustancias tóxicas portaban en sus cuerpos. Se hallaron 55 contaminantes promedio en la sangre de los 14 ministros de Medio Ambiente y Salud de la Unión Europea.
Se devela así cómo se acumulan en el organismo sustancias químicas potencialmente peligrosas, básicamente agrotóxicos y químicos domésticos, en la certeza de que algún día, el organismo verá colmada su capacidad de resistencia (llamada resiliencia), y dirá basta!
Los vecinos fumigados ¿llegarán antes a su límite, ya que vemos que nosotros, que no vivimos en zona rural, tenemos sustancias peligrosas circulando por nuestros organismos?
BIOS entregará este lunes una carta en cada despacho, invitándoles a ser visitados para la extracción en la primera semana de agosto, por un Bioquímico, de modo gratuito y en sus respectivos lugares de trabajo para mayor comodidad, a:

Sr Intendente Municipal Gustavo Pulti
Sr Secretario de Salud Alejandro Ferro
Sr Presidente del HCD Ariel Ciano
Sra Directora de Medio Ambiente Claudia Baltar
Sr Secretario de la Producción Mariano Pérez Rojas

Varios miembros de BIOS hemos analizado nuestra sangre y hemos hallado al menos tres organoclorados (Endosulfán, DDD y Endrín) y piretroides como la Deltametrina. Eso no debiese estar allí. Algo está fallando en el sistema agroproductivo. Comencemos por saberlo.-

La campaña Europea está disponible aquí

Contacto:
Lic. Silvana Buján – 0223 479-2474
0223 155019937
silvanabujan@yahoo.com.ar
www.bios.org.ar

.

Leer Más