Cuando la información falsa es más tóxica que los agrotóxicos

Sorprendidos, estamos viendo distribuirse información falaz en torno al tema de la protección de la salud en áreas periurbanas.
Desde BIOS, y enfocados solamente en el tema productivo y laboral, deseamos señalar que:

– Nada tiene que ver el tratamiento de PLAGAS URBANAS en este debate. La Municipalidad debe velar por la sanidad urbana y seguirá ejerciendo el control de plagas urbanas, puesto que esta normativa NO HABLA DE PLAGAS URBANAS. Está circulando un folleto sin firma en el cual se anuncia el avance de “cucarachas, mosquitos, pulgas” sobre la ciudad. Ese mensaje es falso. Lamentamos que sea esgrimido como argumento por miembros del HCD, que declararon ante cámaras que “va a haber que matar las hormigas del jardín con una pinza”. Lamentable.
– Ese mismo mensaje falaz señala que la ordenanza “impedirá la producción agrícola y frutihortícola en el partido de Gral. Pueyrredón”. Esa aseveración también es falsa en dos sentidos: uno, que no TODA la producción se halla dentro de la franja buffer. Y luego, la transición agroecológica asegura producción sana y permanente en el tiempo, cosa que la agricultura tradicional enmarcada en las llamadas “buenas prácticas” no puede asegurar sin echar mano día a día de más y más potentes venenos.
– Se afirma que habrá pérdida de puestos de trabajo, cuando la realidad es exactamente al revés. La agroecología incluye al trabajador rural en más número que la agricultura con insumos químicos. La agricultura con alta demanda de insumos ha venido expulsando sistemáticamente a los campesinos en toda la región.
– Se señala que en las “buenas prácticas” se respeta el instructivo del marbete y color de franja del producto. Esa clasificación está siendo cuestionada en la justicia, puesto que ha sido aplicada por SENASA basándose en los análisis y sugerencias que las mismas empresas químicas productoras han indicado. El defensor del Pueblo de la Nación ha dictaminado en 2010, “Recomendar al Secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación que impulse las medidas necesarias para modificar la metodología utilizada en la clasificación de toxicidad de los productos agroquímicos” entre otras, porque “esa clasificación de las sustancias químicas, al no tener en cuenta la totalidad de los efectos nocivos de los agroquímicos para la salud, trae aparejados controles laxos e insuficientes que evidentemente, resultan deficientes para el cuidado de la salud de la población expuesta y del medio natural.”
– Se señala en los medios acerca del desabastecimiento. Nos preguntamos por qué no se comercializa hoy todo el enorme producto generado fuera de la franja, que es la enorme mayoría de la producción. No todos los productores están dentro de la franja ni la producción termina en ella.
– Nadie se pregunta por qué cincuenta años de “buenas prácticas” no sólo no acabaron con las plagas sino que las hicieron resistentes, por lo que el mercado lanza año a año productos potenciados bajo denominaciones “ultra”, “max”, “plus”, en un vano intento de insistir en este modo de producción tan demandante de insumos químicos, tan riesgoso y tan poco eficaz. Las buenas prácticas, y los agrotóxicos, no son sustentables como se ve.
– Se afirma que la propuesta proviene de “los ecologistas” (sic), cuando el INTA mismo ha dejado claro que “promueve, apoya y acompaña la reconversión agroecológica”. El INTA afirma que seguirá asistiendo a los productores a campo abierto, lejos de las poblaciones, que deseen seguir utilizando el paquete de agrotóxicos que está en el mercado, pero para las franjas periurbanas fomenta y ayuda a la reconversión agroecológica.
– Por último, se solicita “tiempo”, afirmando que “todo es muy de golpe”. La ordenanza fue presentada hace 6 años. Fue aprobada hace más de dos, y reglamentada hace uno. ¿Qué pasó entretanto? ¿qué planes de reconversión agroecológica se han iniciado?

Indudablemente, hay informaciones, como vemos, que confunden y faltan a la verdad. No hemos hablado aquí de los temas de salud, que son el eje de este debate, sino que tratamos de echar luz sobre la información equivocada que vemos pasar a través de los medios.
BIOS aconseja que se busquen fuentes fiables, seguras, criteriosas, para poder asumir una actitud responsable ante este tema.-

Contactos y consultas:
Lic. Silvana Buján
silvanabujan@yahoo.com.ar
0223 – 479-2474 / 155019937

.

16 thoughts on “Cuando la información falsa es más tóxica que los agrotóxicos

  1. Nearly all of whatever you mention happens to be astonishingly precise and that makes me wonder the reason why I had not looked at this in this light previously. This article truly did turn the light on for me as far as this specific topic goes. But there is 1 factor I am not really too cozy with and whilst I make an effort to reconcile that with the actual central theme of your point, permit me observe exactly what all the rest of your readers have to point out.Very well done.

  2. I really like what you guys are now up to. This sort of cool work and reporting! Keep up the great work guys, I’ve added you my own blogroll.

  3. Hi, I’m so happy I discovered this webpage, I basically encountered you by error, when I was browsing on Digg for garageband online. Regardless I am here right now and would really enjoy to say thank you for a fantastic post and the all round thrilling blog (I also love the theme/design), I don’t have time to browse it completely at the moment however I have bookmarked it and even added your RSS feed, so whenever I have sufficient time I will be back to look over more. Make sure you do keep up the awesome work.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.