Monitoreo de agroquímicos biocidas

 

BIOS ha propuesto al Intendente Municipal modificaciones para la obtención de datos útiles, y saber si estamos mejor o peor que antes.

 

Al no concedérsenos una reunión virtual –solicitada en razón del contexto COVID- con el área de Bromatología de la Municipalidad de General Pueyrredón, hemos entregado por Mesa de Entradas del despacho del Intendente Municipal, Dr. Guillermo Montenegro, nuestras observaciones hacia estrategias que permitan optimizar los resultados del Programa de Muestreo y Control de Agroquímicos y Contaminantes Microbiológicos en Productos Frutihortícolas Frescos.
Recordamos que hace doce años, BIOS relevó la residualidad de agroquímicos biocidas en los vegetales de consumo humano en este Municipio, con resultados desalentadores, especialmente comparados con las actas oficiales de SENASA que a lo largo de años, se acumulaban en un estante municipal, avisando a las autoridades que las muestras que ellos tomaban regularmente, daban mal. Y muy mal.
Como es público, BIOS interpuso entonces una denuncia penal por presunto envenenamiento ante la Fiscalía Ambiental, que generó una serie de interesantes reacciones, entre ellas, la creación del Programa de Muestreo y Control de Agroquímicos y Contaminantes Microbiológicos en Productos Frutihortícolas Frescos, que obtiene desde entonces valiosos datos.
Pero, luego de tantos años, observamos que el método que se utiliza es inconducente para saber si a fin del día, estamos mejor o peor que en 2013 en la calidad de nuestros vegetales de consumo diario.
Un diseño analítico pobremente diseñado termina por impedir un adecuado análisis de datos. BIOS propone un muestreo prolijo y sistemático que permita no sólo un análisis estandarizado -y por lo tanto sencillo- de los datos, sino también valiosas conclusiones, para afirmar o no que la producción frutihortícola en el Partido de General Pueyrredón va por el sendero que lleva a la protección del ambiente y la salud de los productores y consumidores.
Estamos aguardando en estos días, que se nos autorice a poder leer los resultados recogidos por el Programa correspondientes a los últimos meses, proceso de autorización, por otro lado, inexplicablemente lento. La nota presentada en el día de la fecha, debajo.
Agradecemos calurosamente la asistencia técnica otorgada a:

 

nuestras compañeras, la Dra. Rocío Damiano y la Dra. Karina Miglioranza;
el director de la Escuela de Medicina, Dr. Adrián Alassino;
la Dra. en Ciencias Biológicas Andreína Césari;
la Dra. M. Agustina Etchegoyen.

 


 

REVISIÓN DE LAS METODOLOGÍAS DE TABULACIÓN DE LOS RESULTADOS OBTENIDOS POR EL PROGRAMA

 

De los informes anteriores provistos por este Programa, se desprende que el objetivo es poder informar, de manera transversal, la proporción de muestras de hortalizas y frutas que son aptas para consumo en función de su contenido de agrotóxicos. Este enfoque transversal no permite dar continuidad al control, sino que aporta datos aislados del conjunto de muestras que se tomó en un momento dado, sin guardar correspondencia con el conjunto de muestras de frutas y hortalizas del período anterior.
Entendemos que para reflejar mejor la realidad, es necesario un monitoreo continuado, en el cual se siga en el tiempo una muestra específica establecida, creando lo que llamamos “cohorte”, en este caso de hortalizas y frutas. Para lograrlo, se debe primero determinar qué se encuentra disponible en el mercado local, lo que variará a su vez de manera estacional. Por lo tanto, han de definirse las especies a muestrear para cada estación y sostener este diseño a lo largo de todos los años que dure este programa. Cuanto mayor sea el número de muestreos realizados durante el año (idealmente con periodicidad mensual), mayor será la representatividad y por lo tanto la contundencia de los datos obtenidos. En caso de incorporarse nuevas especies, éstas se agregarían al muestreo sin omitir las anteriores, mientras que, en el caso de interrumpirse la producción de otras, esto debe explicitarse claramente.
Por cuestiones operativas, no es posible muestrear a todos los mercados minoristas y mayoristas del cordón frutihortícola, por lo que lo más adecuado e imparcial es plantear una estrategia de muestreo que tenga en cuenta tanto la zona que se pretende estudiar como el número y tipo (supermercado, puesto callejero, mercado mayorista, comercio barrial) de establecimientos en ella contenidos. Esto evitaría que se produzcan sesgos por cercanía, accesibilidad o cualquier otra conveniencia durante la selección de los establecimientos. Respecto de las especies a muestrear, deberían cubrirse, como mínimo, las de mayor consumo por parte de la población.
En el documento adjunto de la FAO “Recommended methods of sampling for the determination of pesticide residues for compliance with MRLS” CAC/GL 33-1999 [1], la Tabla 1 establece el número de muestras primarias a tomar según el peso y homogeneidad del lote que se estudia. Análogamente, el número de muestras de una hortaliza en un comercio minorista debería ajustarse según el peso total de la misma existente en ese establecimiento. En la Tabla 2, se encuentra descrito el número de muestras a tomar según la proporción de muestras “no aptas” esperada. Este dato, puede extraerse de las ediciones anteriores del Programa. Se observará que los N requeridos son cifras asequibles, incluso similares a las por el Departamento de Bromatología local previamente reportadas.
En el artículo que se sugiere “Análisis de plaguicidas y calidad de frutos cítricos en el mercado interno de Corrientes- Argentina” [2], puede observarse en la Tabla 1 de la sección de Materiales y Métodos, la planificación de un muestreo de distintas variedades cítricas durante distintas estaciones del año. Cabe destacar que este trabajo realizado a priori facilita notablemente el procesamiento final de datos.
Una vez realizados un muestreo y análisis de laboratorio adecuado, los agroquímicos biocidas detectados podrán tabularse, al menos, por especie y estación del año correspondiente. Es fundamental en este punto que los agroquímicos biocidas buscados sean siempre los mismos y con equipamiento de alta sensibilidad analítica y de manera constante, o bien se explicite muy claramente en caso de suceder lo contrario. Cada nivel detectado puede ser de esta manera clasificado en No detectable, Detectable por debajo del LMR, Detectable por encima del LMR y Desvío de Uso. Pueden presentarse resultados globales de muestras “aptas” y “no aptas”, pero estos son menos informativos si no se discriminan las especies y se comparan con los resultados anteriores.
Dicho todo esto, la información debería presentarse por especie y con temporalidad, para así poder saber cómo evolucionan las concentraciones con el tiempo. De otro modo, insistimos, se trata de datos aislados que no permiten lograr analizar la trazabilidad ni el éxito del Programa.

.

Leer Más

Jornadas sobre agroquímicos plaguicidas organizadas por BIOS

BIOS nodo Tandil, realizó dos jornadas sobre agroquímicos plaguicidas, cuyas grabaciones, índices y programas, pueden verde en el canal de Youtube de BIOS
https://www.youtube.com/channel/UCVJLd9P6Zh7IzmFHQG5YUVQ

O de modo independiente, aquí:

La 1ª Jornada: Agroquímicos Plaguicidas: Derivas, 24 de febrero 2021

 

https://youtu.be/bJPcjujtQuw

– Presentación de las jornadas, antecedentes, contexto y objetivos de la jornada. Dr. Claudio Lowy, Coordinador del Nodo Tandil de Bios Argentina
– Cómo afectan los plaguicidas a la población. Por la Junta Vecinal por un Ambiente Saludable Tandil [minuto: 5:37​]: Sra. Silvia Gómez. Mamá de niños que concurren a escuela rural fumigada; vecina del Barrio La Porteña. Facilitadora en producción agroecológica. Sr. Pablo Orcajo. Padre de familia fumigada de Gardey. Artista plástico.
– Las derivas de los agroquímicos plaguicidas [minuto: 23:56​]: Dr. Claudio Lowy. Coordinador del Nodo Tandil de la Asociación Ambientalista BIOS Argentina.
-Contaminación con plaguicidas en escuelas rurales de Tandil [minuto: 34:31​] Dra. Graciela Canziani, Profesora Titular e Investigadora, Instituto Multidisciplinario sobre Ecosistemas y Desarrollo Sustentable, UNICEN.
– Biocidas: ubicuidad (en humanos, pero también en la ecosfera). El sueño del control total. La urgencia para la salud de la humanidad. [minuto: 54:08​] Lic. Silvana Buján. Periodista científica en ejercicio desde hace más de 30 años, Lic. en Ciencias de la Comunicación Social. Miembro fundador y referente de BIOS Argentina.
-Preguntas y debate.

La 2da. Jornada; Agroquímicos Plaguicidas: Daños a la Salud, miércoles 3 de marzo 2021

https://youtu.be/T_MQ3Aa_tuI

 

– Presentación y objetivos. Dr. Claudio Lowy
– La Sociedad Argentina de Pediatría Filial Tandil. El Comité Nacional de Salud Infantil y Ambiente. La importancia de las enfermedades no transmisibles. Dr. Jorge Cabana, Pediatra de la filial Tandil de la Sociedad Argentina de Pediatría
– Agroquímicos Biocidas y daños. Revisión de evidencia científica. Dra. Cristina Rondoletti. Médica Clínica con orientación en Endocrinología y Metabolismo [minuto: 11:35]
– Genotoxicidad inducida por Agroquímicos y efectos en el Ecosistema y la Salud Humana. Dr. Horacio Lucero, Doctor en Bioquímica Humana de la UBA. Jefe del laboratorio de Biología Molecular del Instituto de Medicina Regional (IMR) de la UNNE. Investigador a tiempo completo en Genética y Biología Molecular del IMR. [minuto: 33:00​]
– Preguntas y debate. [minuto: 1:09:00​]

Organizó: Bios Argentina Nodo Tandil

Auspició: Sociedad Argentina de Pediatría-Filial Tandil

Apoyó: IPEN, International Pollutants Elimination Network (Red Internacional de Eliminación de Contaminantes Orgánicos Persistentes)

Leer Más

Jornadas: Agroquímicos Plaguicidas. Verdades sobre Derivas y Daños a la Salud

 

Invitamos a participar de las Jornadas: Agroquímicos Plaguicidas. Verdades sobre Derivas y Daños a la Salud, organizadas por Bios Argentina Nodo Tandil, con el auspicio de la Sociedad Argentina de Pediatría-Filial Tandil y el apoyo de la Red Internacional de Eliminación de Contaminantes Orgánicos Persistentes (IPEN por sus siglas en inglés).
Los esperamos

Bios Argentina – Nodo Tandil

1ª Jornada: Agroquímicos Plaguicidas: Derivas – miércoles 24 de febrero 19 a 20 30 hs
Plataforma ZOOM: https://us02web.zoom.us/j/82256203277
ID webinar: 822 5620 3277

2da. Jornada; Agroquímicos Plaguicidas: Daños a la Salud, miércoles 3 de marzo 19 a 20.30 hs
Plataforma ZOOM: https://us02web.zoom.us/j/86274180379
ID webinar: 862 7418 0379

.

Leer Más

Glifosato y Cáncer – Argentina – El reconocimiento del Instituto Nacional del Cáncer

 

 

Glifosato y Cáncer – Argentina
El reconocimiento del Instituto Nacional del Cáncer

 

Marcos Filardi – Claudio Lowy

Cuando el IARC emitió el informe que clasificaba al principio activo glifosato como clase 2 A Probablemente Cancerígeno, se desató una feroz campaña desde las corporaciones empresarias vinculadas a su producción y uso destinado a desacreditarlo, que comprometió también a instituciones públicas, académicas y organismos de investigación que promueven el sistema productivo agrícola que los utiliza.
Con fecha 22 de abril de 2019, el Instituto Nacional del Cáncer de Argentina emitió el informe en respuesta a una Solicitud de Acceso a la Información Pública, donde remite la información sobre agroquímicos y cáncer, en un documento, titulado
Glifosato – Grupo 2 A. Síntesis y comentarios sobre el Informe 112 del IARC – OMS – Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer.
El documento informa de la evidencia limitada de su carcinogenicidad en humanos, de la suficiente evidencia de carcinogenicidad en animales experimentales; lo que conduce a su clasificación como probablemente cancerígeno. Además, de la fuerte evidencia de que el glifosato puede operar con dos características claves de conocidos carcinógenos humanos (genotoxicidad y estrés oxidativo), y que éstos pueden actuar en humanos.

 

Ver todo el documento
.

Leer Más

Agroquímicos en Tandil. Respuesta a los dichos de AAPRESID

 

Agroquímicos biocidas en Tandil. Los dichos de AAPRESID ante los cautelares 500 metros libres

 

A mediados de octubre el Juez Francisco Augusto Blanc del Juzgado Civil y Comercial N° 2 de Tandil, resolvió disponer cautelarmente por el plazo de seis meses: «Suspender toda actividad de fumigación terrestre con agroquímicos en el partido de Tandil a una distancia menor a 500 metros de lugares habitados, establecimientos escolares, centros de salud, establecimientos elaboradores de productos alimenticios, campo de bombeo o batería de pozos y cursos de agua».
La reacción de AAPRESID Regional Tandilia inteta anteponer los aspectos comerciales privados por sobre la salud de la población y los bienen comunes.
Por ello BIOS, a travez del análisis realizado por Claudio Lowy*, responde a la interpretación de la medida cautelar por parte de AAPRESID.
Se puede descargar todo el informe aquí.

 

* Claudio Lowy
Ing. Forestal
Master en Desarrollo Humano Sostenible
Dr. en Ciencias Sociales
Coordinador del Nodo Tandil de Bios

Leer Más

Agroquímicos biocidas en escuelas rurales de Tandil

 

Investigadores, docentes y alumnos de la Universidad Nacional del Centro (UNICEN) detectaron la presencia de agroquímicos biocidas en suelo y agua de pozo en las 15 escuelas rurales participantes del proyecto de extensión. Estas conclusiones surgen en el informe “Agroquímicos plaguicidas en Escuelas Rurales del Partido de Tandil” que fue presentado ayer.
El trabajo detectó la presencia de 16 ingredientes activos de formulados de plaguicidas. Todas las escuelas estaban contaminadas, algunas con hasta 8 de estos productos. El informe pone en evidencia el riesgo que corre la comunidad educativa rural del partido, así como la población cercana a los establecimientos educativos.
Muchos de los plaguicidas encontrados en las muestras son genotóxicos, neurotóxicos, carcinogénicos y/o disruptores endocrinos, capaces de generar efectos nocivos a la salud a muy bajas dosis. Está comprobado que las personas expuestas una o repetidas veces a estos agroquímicos biocidas elevan su posibilidad de desarrollar enfermedades con el tiempo. Algunas de estas sustancias no han sido todavía suficientemente estudiadas, lo cual no implica que sean inocuas.
En la totalidad de las escuelas relevadas por los investigadores de la UNICEN se detectaron sustancias tóxicas. En el agua se encontró con mayor frecuencia Metsulfurón metil (en el 89% de las muestras), Atz-desetil (metabolito de Atrazina, en 77% de las muestras) y Diclosulam (67%), En las muestras de suelo los ingredientes activos más frecuentes fueron Atrazina y su metabolito Atz-OH (63% y 69% de las muestras respectivamente), AMPA (metabolito del Glifosato, 69%), Glifosato (56%) y 2,4-D (50% de las muestras).
El trabajo de extensión universitaria señala que: · Los agroquímicos biocidas se difunden en el aire por efecto de las derivas primarias, secundarias y terciarias, se escurren hacia ríos y arroyos, se infiltran hacia las napas subterráneas y se adsorben a partículas de suelo que son transportadas por el viento.
Una vez liberados al ambiente, son incontrolables. · Las Buenas Prácticas Agrícolas son necesarias pero absolutamente insuficientes. Aun cuando se sigan al pie de la letra, no pueden, de ninguna manera, proteger a la población ni a los ecosistemas.
Resulta indispensable hacer estudios epidemiológicos, en especial en niños y niñas, de las comunidades educativas rurales del Partido de Tandil. El equipo de trabajo estuvo compuesto por las docentes e investigadoras de la Facultad de Ciencias Exactas de la UNICEN Graciela Canziani, Agustina Cortelezzi, Soledad
Fontanarrosa y Adela Tisnés; los investigadores de la EEA INTA Balcarce Virginia Aparicio y Eduardo De Gerónimo; y estudiantes y graduados que integran el proyecto de Voluntariado Universitario EcoAgricultura financiado por la Secretaría de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación.

El trabajo puede descargarse de aquí
La presentación puede verse en: https://youtu.be/Dtrgn3Wp0ws

Contacto: canziani@exa.unicen.edu.ar

.

Leer Más

¡Marche una mixta al Clorpirifos!

MARCHE UNA MIXTA AL CLORPIRIFOS!

Otra campaña de BIOS que desnuda una preocupante realidad.

Hemos adquirido los ingredientes de varias ensaladas idénticas en verdulerías diferentes de la ciudad de Mar del Plata, desde las más pequeñas hasta las más grandes, inclusive en una cadena de supermercados local. Cada compra estaba compuesta por la variedad de vegetales presentes en una ensalada. Cada ensalada fue analizada uniendo los ingredientes en una masa única. Esto hace que algún agrotóxico haya podido quedar diluido en la mezcla, y su detección se presente disminuida por debajo del límite de detección del equipo analítico, que es 0,005mg/kg, pero no significa en modo alguno que no haya otras varias presencias en este cóctel. Los resultados, los ponemos en la mesa:

BIFENTRIN: insecticida acaricida piretroide utilizado principalmente contra la hormiga al influir en su sistema nervioso. Tiene una alta toxicidad para los organismos acuáticos. Prohibido en Holanda y Oman.
METALAXIL: Fungicida nocivo en caso de ingestión y para los organismos acuáticos, con efectos duraderos. Irritante para el sistema respiratorio. Prohibido en Brasil.
IMIDACLOPRID: Neonicotinoide nocivo por inhalación. Riesgo de neumonía química por aspiración. Sensibilidad miocárdica. Puede producir fotofobia. Se debe evitar el contacto con ojos, piel y ropa. No respirar la neblina del producto.
DIFENOCONAZOLE: Fungicida. Nocivo si es ingerido o absorbido por la piel. Evitar todo contacto del producto con la piel, ojos y ropa. Evitar que el producto entre en contacto con ambientes acuáticos. Prohibido en Noruega.
TEBUCONAZOLE: Fungicida. Tóxico para abejas y peces. Irritante dérmico y ocular. Prohibido en Palestina.
LAMBDACIALOTRINA: Insecticida piretroide nocivo por inhalación y en contacto con la piel. Tóxico por ingestión. Muy tóxico por inhalación. Irrita la piel. Muy tóxico para los organismos acuáticos.
ACEFATO: insecticida organofosforado nocivo y hasta mortal en caso de ingestión o penetración en las vías respiratorias. Muy tóxico para los organismos acuáticos.
AZOXYSTROBIN: Fungicida muy tóxico en ambientes acuáticos. Irritante de piel y ojos.
TIAMETHOZAM: insecticida neonicotinoide altamente tóxico en peces y abejas. Irritante ocular y dérmico.
CLORPIRIFOS ETIL: Nocivo en caso de ingestión. Irritación cutánea y ocular. Muy tóxico para los organismos acuáticos. Altamente tóxico y prohibido en la Unión Europea desde enero, y ya prohibido en Arabia Saudita, Palestina, Sri Lanka y Vietnam.

El Límite Máximo de Residuos (LMR) es el nivel que se considera oficialmente como aceptable de residuos de fertilizantes o medicamentos que puede contener un alimento. Los LMR ignoran más de 20 años de investigaciones, e ignoran:
si el comensal es un bebé que come sus primeros purés
si el comensal es un trasplantado con sus defensas bajas
si el comensal es un anciano
si el comensal es un atleta
si la comensal es una embarazada

Además, ignoran cuánto ha comido hoy la persona, porque los vegetales no vienen con una etiqueta que diga qué es lo que tienen y en qué cantidades lo tienen. E ignoran la sinergia que se puede producir con las combinaciones de estas sustancias.
Existe internacionalmente un grupo que cada año se reúne, discute y discute, pero todo sigue igual. SENASA participa en ese Comité de Residuos de Plaguicidas del Codex, viajando a diferentes partes del mundo (la Nº 51 tuvo lugar en Macao, China) para establecer límites máximos para los residuos de plaguicidas en alimentos, preparar listas de plaguicidas prioritarios para su evaluación en la exposición alimentaria probabilística aguda, y en cada ocasión manifiestan que hay que “continuar evaluando la necesidad de revisión de la ecuación IESTI” que es el método con el cual se evalúan estas cifras. “La fórmula IESTI es utilizada para el cálculo de la ingesta aguda para sustancias que pueden presentar riesgos por el consumo a corto plazo, generalmente durante una comida o durante un día, y es de especial relevancia para aquellos productos vegetales que se consumen de una pieza”, explicó Daniel Mazzarella de la Dirección de Agroquímicos y Biológicos del SENASA [1].

ALERTA: Nada se dice de exposición crónica: la ensalada + el canelón de verduras + la manzanita de postre (o similares) los 365 días del año a ritmo horario.

Por su parte, la FAO dice que: La ingesta diaria admisible es la cantidad de agrotóxicos que “parecen no entrañar riesgo”[2] y que: “se están revisando las directrices con objeto de obtener estimaciones más realistas que las deducidas aplicando las directrices vigentes” (que son de 1997)[3]

LES INVITAMOS A PENSAR UN EJEMPLO
Vamos a hacer un guisito de lentejas con arroz y una ensalada de fruta para el postre. Usaremos lo que «masomenos» usted usa en su casa:
Primero reflexione sobre lo que dijimos antes:

– que es imposible saber qué trae cada vegetal,
– que es imposible saber qué nos hará si se junta con los agrotóxicos que tiene cada uno de los ingredientes,
– que en los agrotóxicos que pertenecen a la familia de los organoclorados (casi todos los pesticidas lo son) la DOSIS NO HACE AL VENENO. Esto quiere decir que estas sustancias, apenas con moléculas que ingresen a nuestro cuerpo, actúan provocando reacciones hormonales en cascada. Y, además, se alojan en el tejido graso y pueden permanecer allí durante años.

Lo que le vamos a mostrar aquí, es lo que SENASA autoriza que esté en nuestro plato, indicado en miligramos por kilogramo de alimento (mg/kg). No sabemos ni podemos saber todo lo que se usa en el mercado negro, o los desvíos de uso, o las sustancias que se usan sin autorización.
Esto que verá abajo, es lo que LEGALMENTE puede estar en nuestro guiso y en nuestra ensalada de frutas:
¿Preparados? mire aquí:

 

 

 

 

 

 

 

 

En el modelo de agricultura química con alta demanda de insumos biocidas, es imposible saberlo.
Todo esto desaparecería bajo un modelo agroecológico.
Infórmese y peticione. Tenemos derecho a alimentos sanos. Alimentos sin venenos.

TODO ESO PUEDE ESTAR LEGALMENTE EN SU COMIDA

Estamos jugando a la ruleta rusa

BIOS

Referencias:
[1] https://www.argentina.gob.ar/noticias/analisis-de-la-actualizacion-de-los-lmr-de-plaguicidas-en-alimentos
[2] http://www.fao.org/waicent/faostat/pest-residue/pest-s.htm
[3] http://www.fao.org/waicent/faostat/pest-residue/pest-s.htm

Leer Más

Carta Documento a la Sra. Gobernadora de la Provincia de Buenos Aires

BIOS informa que en el día de hoy, martes 8 de enero 2019, hemos cursado Carta Documento a la Sra. Gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, Dra. María Eugenia Vidal, al Sr Ministro de Salud de la Provincia de Buenos Aires Dr. Andrés Scarsi, y al Sr. Ministro de Agroindustria de la Provincia de Buenos Aires Ing. Leonardo Sarquís, resaltando su responsabilidad sobre el riesgo actual e inminente y atentado a la salud pública, especialmente para personas por nacer, niños, y niñas, derivado de la aplicación de la Resolución 246 del Ministerio de Agroindustria de la provincia, publicada el 17 de diciembre 2018.
BIOS lleva veintiocho años de trabajo ininterrumpido analizando el modelo agroindustrial. Hemos demostrado a cabalidad sin márgenes de error técnico o científico alguno, que por más buenas prácticas que se planifiquen, por más etiquetado se se aplique, o por más ocultamiento de los daños, el uso de sustancias biocidas en la agricultura llega inevitablemente a los alimentos, la orina y la sangre de todos los habitantes.
Esta resolución viola el principio de progresividad ambiental al sugerir a los municipios bonaerenses que han asumido algún grado de cuidado de la salud y el ambiente, que reduzcan sus normas protectivas y expongan a riesgos sanitarios a la población, así como desconoce la inocultable y pública evidencia sobre estas sustancias y sus impactos.
BIOS se suma a la catarata de declaraciones que condenan esta resolución y espera un gesto a la altura de la evidencia científica por parte del Ministerio de Agroindustria, esperando señales positivas de la gestión educativa y política hacia la reconversión agroecológica, única y posible solución a estas discusiones.

Contacto Lic. Silvana Buján
0223 479-2474
0223 155019937
ecosil@copetel.com.ar

Leer Más

Resultados de análisis de agrotóxicos en vegetales de consumo

Como cada año, el departamento de Bromatología municipal de General Pueyrredón, provincia de Buenos Aires, nos facilitó amablemente el resultado de sus últimos análisis de los residuos de plaguicidas hallados en nuestras verduras de consumo. Recordamos aquéllas épocas en las que cada vez que solicitábamos los resultados, había que atravesar un intríngulis legal y administrativo, pues se retaceaban los hallazgos. Eso ha quedado atrás, y ahora afortunadamente los ciudadanos podemos conocer qué es lo que comemos. Pero, ¿podemos comer tranquilos? Estos años de esfuerzos oficiales a través de inspecciones, análisis y hasta destrucción de cultivos contaminados, ¿fueron suficientes?.

Los métodos

Desde BIOS revisamos la metodología que se aplica para la toma de muestras, básicamente su frecuencia y períodos. Observamos un muestreo errático, con variaciones tanto en número de muestras por período como especies estudiadas. Esto se refleja en un informe un tanto caótico, que varía períodos de análisis (una vez meses, otra vez años) además de cambiar las variables estudiadas. En los períodos más actuales, por ejemplo, no se especifica si la inaptitud de las muestras así categorizadas se debe a desvío de uso o a superar el Límite Máximo Residual (LMR).
Desde BIOS creemos en la necesidad de aunar criterios en los informes, particularmente en lo estipulado internacionalmente para el informe de datos científicos, en el que cifras relativas deben ir ineludiblemente acompañadas por cifras absolutas para su correcta interpretación.

Los resultados

Pese a estas dificultades metodológicas para evaluar los resultados y compararlos, hemos podido constatar que entre el informe 2017 y el 2018, se han hallado ahora mayor variedad de agroquímicos (22 y 30 respectivamente), en las muestras positivas.
Significa que entre 2017 y 2018 AUMENTÓ LA VARIEDAD DE SUSTANCIAS halladas.
Por otro lado, si bien la proporción de muestras aptas para consumo se mantuvo estable, HA IDO DISMINUYENDO PROGRESIVAMENTE EL PORCENTAJE DE VEGETALES CON AUSENCIA TOTAL DE AGROTÓXICOS (lo que no necesariamente los convierte en “inaptos” según este documento).

 

Qué se encuentra

Desde el inicio del Programa a Julio de 2018, se reporta que:
– Los agrotóxicos hallados en mayor proporción de muestras fueron: Clorpirifos etil, Lambdacialotrina, Bifentrin, Cipermetrina, Azoxistrobin.
– Las especies halladas inaptas más frecuentemente entre Noviembre de 2013 y Julio de 2018 fueron apio, perejil, lechuga, acelga, cebolla de verdeo, espinaca, repollo, frutilla, limón, arándanos, kiwi, naranja, pelón, pera.
– Desde el inicio del Programa a Febrero de 2017, se reporta que los agrotóxicos hallados en mayor proporción de muestras fueron: Clorpirifós etil, Lambdacialotrina, Bifentrin, Cipermetrina, Procimidona, Permetrina, Acefato.
– Las especies halladas inaptas más frecuentemente entre Noviembre de 2013 y Febrero de 2017 fueron apio, perejil, lechuga, acelga, morrón, cebolla de verdeo, naranja, pelón, frutilla, limón, pera, kiwi, arándanos.

Nuestras conclusiones

Sugerimos a las autoridades municipales que revisen con criterios estadísticos, la forma y períodos de las tomas de muestras, así como se sostengan en el tiempo los objetivos, para poder hacer seguimientos y proyecciones, antes que reunir datos imposibles de comparar.
Alertamos sobre la peligrosidad de las sustancias halladas. Nos asusta que justamente el agrotóxico primero de la lista en cantidad y frecuencia hallado en los análisis sea el clorpirifos, que ha sido prohibido este año por la EPA (la Agencia de Protección Ambiental de los EEUU) debido a los probados daños cerebrales que genera.
Concluimos que el problema continúa. Estamos convencidos de que la reconversión agroecológica es LA UNICA alternativa a este modelo químico, que aun con controles, buenas prácticas agrícolas y penalizaciones, no deja de ser una amenaza cierta, comprobada y recurrente a la salud de todos los consumidores.

 

www.bios.org.ar

Leer Más