Glifosato y Cáncer – Argentina – El reconocimiento del Instituto Nacional del Cáncer

 

 

Glifosato y Cáncer – Argentina
El reconocimiento del Instituto Nacional del Cáncer

 

Marcos Filardi – Claudio Lowy

Cuando el IARC emitió el informe que clasificaba al principio activo glifosato como clase 2 A Probablemente Cancerígeno, se desató una feroz campaña desde las corporaciones empresarias vinculadas a su producción y uso destinado a desacreditarlo, que comprometió también a instituciones públicas, académicas y organismos de investigación que promueven el sistema productivo agrícola que los utiliza.
Con fecha 22 de abril de 2019, el Instituto Nacional del Cáncer de Argentina emitió el informe en respuesta a una Solicitud de Acceso a la Información Pública, donde remite la información sobre agroquímicos y cáncer, en un documento, titulado
Glifosato – Grupo 2 A. Síntesis y comentarios sobre el Informe 112 del IARC – OMS – Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer.
El documento informa de la evidencia limitada de su carcinogenicidad en humanos, de la suficiente evidencia de carcinogenicidad en animales experimentales; lo que conduce a su clasificación como probablemente cancerígeno. Además, de la fuerte evidencia de que el glifosato puede operar con dos características claves de conocidos carcinógenos humanos (genotoxicidad y estrés oxidativo), y que éstos pueden actuar en humanos.

 

Ver todo el documento
.

Leer Más

Agroquímicos en Tandil. Respuesta a los dichos de AAPRESID

 

Agroquímicos biocidas en Tandil. Los dichos de AAPRESID ante los cautelares 500 metros libres

 

A mediados de octubre el Juez Francisco Augusto Blanc del Juzgado Civil y Comercial N° 2 de Tandil, resolvió disponer cautelarmente por el plazo de seis meses: «Suspender toda actividad de fumigación terrestre con agroquímicos en el partido de Tandil a una distancia menor a 500 metros de lugares habitados, establecimientos escolares, centros de salud, establecimientos elaboradores de productos alimenticios, campo de bombeo o batería de pozos y cursos de agua».
La reacción de AAPRESID Regional Tandilia inteta anteponer los aspectos comerciales privados por sobre la salud de la población y los bienen comunes.
Por ello BIOS, a travez del análisis realizado por Claudio Lowy*, responde a la interpretación de la medida cautelar por parte de AAPRESID.
Se puede descargar todo el informe aquí.

 

* Claudio Lowy
Ing. Forestal
Master en Desarrollo Humano Sostenible
Dr. en Ciencias Sociales
Coordinador del Nodo Tandil de Bios

Leer Más

Agroquímicos biocidas en escuelas rurales de Tandil

 

Investigadores, docentes y alumnos de la Universidad Nacional del Centro (UNICEN) detectaron la presencia de agroquímicos biocidas en suelo y agua de pozo en las 15 escuelas rurales participantes del proyecto de extensión. Estas conclusiones surgen en el informe “Agroquímicos plaguicidas en Escuelas Rurales del Partido de Tandil” que fue presentado ayer.
El trabajo detectó la presencia de 16 ingredientes activos de formulados de plaguicidas. Todas las escuelas estaban contaminadas, algunas con hasta 8 de estos productos. El informe pone en evidencia el riesgo que corre la comunidad educativa rural del partido, así como la población cercana a los establecimientos educativos.
Muchos de los plaguicidas encontrados en las muestras son genotóxicos, neurotóxicos, carcinogénicos y/o disruptores endocrinos, capaces de generar efectos nocivos a la salud a muy bajas dosis. Está comprobado que las personas expuestas una o repetidas veces a estos agroquímicos biocidas elevan su posibilidad de desarrollar enfermedades con el tiempo. Algunas de estas sustancias no han sido todavía suficientemente estudiadas, lo cual no implica que sean inocuas.
En la totalidad de las escuelas relevadas por los investigadores de la UNICEN se detectaron sustancias tóxicas. En el agua se encontró con mayor frecuencia Metsulfurón metil (en el 89% de las muestras), Atz-desetil (metabolito de Atrazina, en 77% de las muestras) y Diclosulam (67%), En las muestras de suelo los ingredientes activos más frecuentes fueron Atrazina y su metabolito Atz-OH (63% y 69% de las muestras respectivamente), AMPA (metabolito del Glifosato, 69%), Glifosato (56%) y 2,4-D (50% de las muestras).
El trabajo de extensión universitaria señala que: · Los agroquímicos biocidas se difunden en el aire por efecto de las derivas primarias, secundarias y terciarias, se escurren hacia ríos y arroyos, se infiltran hacia las napas subterráneas y se adsorben a partículas de suelo que son transportadas por el viento.
Una vez liberados al ambiente, son incontrolables. · Las Buenas Prácticas Agrícolas son necesarias pero absolutamente insuficientes. Aun cuando se sigan al pie de la letra, no pueden, de ninguna manera, proteger a la población ni a los ecosistemas.
Resulta indispensable hacer estudios epidemiológicos, en especial en niños y niñas, de las comunidades educativas rurales del Partido de Tandil. El equipo de trabajo estuvo compuesto por las docentes e investigadoras de la Facultad de Ciencias Exactas de la UNICEN Graciela Canziani, Agustina Cortelezzi, Soledad
Fontanarrosa y Adela Tisnés; los investigadores de la EEA INTA Balcarce Virginia Aparicio y Eduardo De Gerónimo; y estudiantes y graduados que integran el proyecto de Voluntariado Universitario EcoAgricultura financiado por la Secretaría de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación.

El trabajo puede descargarse de aquí
La presentación puede verse en: https://youtu.be/Dtrgn3Wp0ws

Contacto: canziani@exa.unicen.edu.ar

.

Leer Más

¡Marche una mixta al Clorpirifos!

MARCHE UNA MIXTA AL CLORPIRIFOS!

Otra campaña de BIOS que desnuda una preocupante realidad.

Hemos adquirido los ingredientes de varias ensaladas idénticas en verdulerías diferentes de la ciudad de Mar del Plata, desde las más pequeñas hasta las más grandes, inclusive en una cadena de supermercados local. Cada compra estaba compuesta por la variedad de vegetales presentes en una ensalada. Cada ensalada fue analizada uniendo los ingredientes en una masa única. Esto hace que algún agrotóxico haya podido quedar diluido en la mezcla, y su detección se presente disminuida por debajo del límite de detección del equipo analítico, que es 0,005mg/kg, pero no significa en modo alguno que no haya otras varias presencias en este cóctel. Los resultados, los ponemos en la mesa:

BIFENTRIN: insecticida acaricida piretroide utilizado principalmente contra la hormiga al influir en su sistema nervioso. Tiene una alta toxicidad para los organismos acuáticos. Prohibido en Holanda y Oman.
METALAXIL: Fungicida nocivo en caso de ingestión y para los organismos acuáticos, con efectos duraderos. Irritante para el sistema respiratorio. Prohibido en Brasil.
IMIDACLOPRID: Neonicotinoide nocivo por inhalación. Riesgo de neumonía química por aspiración. Sensibilidad miocárdica. Puede producir fotofobia. Se debe evitar el contacto con ojos, piel y ropa. No respirar la neblina del producto.
DIFENOCONAZOLE: Fungicida. Nocivo si es ingerido o absorbido por la piel. Evitar todo contacto del producto con la piel, ojos y ropa. Evitar que el producto entre en contacto con ambientes acuáticos. Prohibido en Noruega.
TEBUCONAZOLE: Fungicida. Tóxico para abejas y peces. Irritante dérmico y ocular. Prohibido en Palestina.
LAMBDACIALOTRINA: Insecticida piretroide nocivo por inhalación y en contacto con la piel. Tóxico por ingestión. Muy tóxico por inhalación. Irrita la piel. Muy tóxico para los organismos acuáticos.
ACEFATO: insecticida organofosforado nocivo y hasta mortal en caso de ingestión o penetración en las vías respiratorias. Muy tóxico para los organismos acuáticos.
AZOXYSTROBIN: Fungicida muy tóxico en ambientes acuáticos. Irritante de piel y ojos.
TIAMETHOZAM: insecticida neonicotinoide altamente tóxico en peces y abejas. Irritante ocular y dérmico.
CLORPIRIFOS ETIL: Nocivo en caso de ingestión. Irritación cutánea y ocular. Muy tóxico para los organismos acuáticos. Altamente tóxico y prohibido en la Unión Europea desde enero, y ya prohibido en Arabia Saudita, Palestina, Sri Lanka y Vietnam.

El Límite Máximo de Residuos (LMR) es el nivel que se considera oficialmente como aceptable de residuos de fertilizantes o medicamentos que puede contener un alimento. Los LMR ignoran más de 20 años de investigaciones, e ignoran:
si el comensal es un bebé que come sus primeros purés
si el comensal es un trasplantado con sus defensas bajas
si el comensal es un anciano
si el comensal es un atleta
si la comensal es una embarazada

Además, ignoran cuánto ha comido hoy la persona, porque los vegetales no vienen con una etiqueta que diga qué es lo que tienen y en qué cantidades lo tienen. E ignoran la sinergia que se puede producir con las combinaciones de estas sustancias.
Existe internacionalmente un grupo que cada año se reúne, discute y discute, pero todo sigue igual. SENASA participa en ese Comité de Residuos de Plaguicidas del Codex, viajando a diferentes partes del mundo (la Nº 51 tuvo lugar en Macao, China) para establecer límites máximos para los residuos de plaguicidas en alimentos, preparar listas de plaguicidas prioritarios para su evaluación en la exposición alimentaria probabilística aguda, y en cada ocasión manifiestan que hay que “continuar evaluando la necesidad de revisión de la ecuación IESTI” que es el método con el cual se evalúan estas cifras. “La fórmula IESTI es utilizada para el cálculo de la ingesta aguda para sustancias que pueden presentar riesgos por el consumo a corto plazo, generalmente durante una comida o durante un día, y es de especial relevancia para aquellos productos vegetales que se consumen de una pieza”, explicó Daniel Mazzarella de la Dirección de Agroquímicos y Biológicos del SENASA [1].

ALERTA: Nada se dice de exposición crónica: la ensalada + el canelón de verduras + la manzanita de postre (o similares) los 365 días del año a ritmo horario.

Por su parte, la FAO dice que: La ingesta diaria admisible es la cantidad de agrotóxicos que “parecen no entrañar riesgo”[2] y que: “se están revisando las directrices con objeto de obtener estimaciones más realistas que las deducidas aplicando las directrices vigentes” (que son de 1997)[3]

LES INVITAMOS A PENSAR UN EJEMPLO
Vamos a hacer un guisito de lentejas con arroz y una ensalada de fruta para el postre. Usaremos lo que «masomenos» usted usa en su casa:
Primero reflexione sobre lo que dijimos antes:

– que es imposible saber qué trae cada vegetal,
– que es imposible saber qué nos hará si se junta con los agrotóxicos que tiene cada uno de los ingredientes,
– que en los agrotóxicos que pertenecen a la familia de los organoclorados (casi todos los pesticidas lo son) la DOSIS NO HACE AL VENENO. Esto quiere decir que estas sustancias, apenas con moléculas que ingresen a nuestro cuerpo, actúan provocando reacciones hormonales en cascada. Y, además, se alojan en el tejido graso y pueden permanecer allí durante años.

Lo que le vamos a mostrar aquí, es lo que SENASA autoriza que esté en nuestro plato, indicado en miligramos por kilogramo de alimento (mg/kg). No sabemos ni podemos saber todo lo que se usa en el mercado negro, o los desvíos de uso, o las sustancias que se usan sin autorización.
Esto que verá abajo, es lo que LEGALMENTE puede estar en nuestro guiso y en nuestra ensalada de frutas:
¿Preparados? mire aquí:

 

 

 

 

 

 

 

 

En el modelo de agricultura química con alta demanda de insumos biocidas, es imposible saberlo.
Todo esto desaparecería bajo un modelo agroecológico.
Infórmese y peticione. Tenemos derecho a alimentos sanos. Alimentos sin venenos.

TODO ESO PUEDE ESTAR LEGALMENTE EN SU COMIDA

Estamos jugando a la ruleta rusa

BIOS

Referencias:
[1] https://www.argentina.gob.ar/noticias/analisis-de-la-actualizacion-de-los-lmr-de-plaguicidas-en-alimentos
[2] http://www.fao.org/waicent/faostat/pest-residue/pest-s.htm
[3] http://www.fao.org/waicent/faostat/pest-residue/pest-s.htm

Leer Más

Carta Documento a la Sra. Gobernadora de la Provincia de Buenos Aires

BIOS informa que en el día de hoy, martes 8 de enero 2019, hemos cursado Carta Documento a la Sra. Gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, Dra. María Eugenia Vidal, al Sr Ministro de Salud de la Provincia de Buenos Aires Dr. Andrés Scarsi, y al Sr. Ministro de Agroindustria de la Provincia de Buenos Aires Ing. Leonardo Sarquís, resaltando su responsabilidad sobre el riesgo actual e inminente y atentado a la salud pública, especialmente para personas por nacer, niños, y niñas, derivado de la aplicación de la Resolución 246 del Ministerio de Agroindustria de la provincia, publicada el 17 de diciembre 2018.
BIOS lleva veintiocho años de trabajo ininterrumpido analizando el modelo agroindustrial. Hemos demostrado a cabalidad sin márgenes de error técnico o científico alguno, que por más buenas prácticas que se planifiquen, por más etiquetado se se aplique, o por más ocultamiento de los daños, el uso de sustancias biocidas en la agricultura llega inevitablemente a los alimentos, la orina y la sangre de todos los habitantes.
Esta resolución viola el principio de progresividad ambiental al sugerir a los municipios bonaerenses que han asumido algún grado de cuidado de la salud y el ambiente, que reduzcan sus normas protectivas y expongan a riesgos sanitarios a la población, así como desconoce la inocultable y pública evidencia sobre estas sustancias y sus impactos.
BIOS se suma a la catarata de declaraciones que condenan esta resolución y espera un gesto a la altura de la evidencia científica por parte del Ministerio de Agroindustria, esperando señales positivas de la gestión educativa y política hacia la reconversión agroecológica, única y posible solución a estas discusiones.

Contacto Lic. Silvana Buján
0223 479-2474
0223 155019937
ecosil@copetel.com.ar

Leer Más

Resultados de análisis de agrotóxicos en vegetales de consumo

Como cada año, el departamento de Bromatología municipal de General Pueyrredón, provincia de Buenos Aires, nos facilitó amablemente el resultado de sus últimos análisis de los residuos de plaguicidas hallados en nuestras verduras de consumo. Recordamos aquéllas épocas en las que cada vez que solicitábamos los resultados, había que atravesar un intríngulis legal y administrativo, pues se retaceaban los hallazgos. Eso ha quedado atrás, y ahora afortunadamente los ciudadanos podemos conocer qué es lo que comemos. Pero, ¿podemos comer tranquilos? Estos años de esfuerzos oficiales a través de inspecciones, análisis y hasta destrucción de cultivos contaminados, ¿fueron suficientes?.

Los métodos

Desde BIOS revisamos la metodología que se aplica para la toma de muestras, básicamente su frecuencia y períodos. Observamos un muestreo errático, con variaciones tanto en número de muestras por período como especies estudiadas. Esto se refleja en un informe un tanto caótico, que varía períodos de análisis (una vez meses, otra vez años) además de cambiar las variables estudiadas. En los períodos más actuales, por ejemplo, no se especifica si la inaptitud de las muestras así categorizadas se debe a desvío de uso o a superar el Límite Máximo Residual (LMR).
Desde BIOS creemos en la necesidad de aunar criterios en los informes, particularmente en lo estipulado internacionalmente para el informe de datos científicos, en el que cifras relativas deben ir ineludiblemente acompañadas por cifras absolutas para su correcta interpretación.

Los resultados

Pese a estas dificultades metodológicas para evaluar los resultados y compararlos, hemos podido constatar que entre el informe 2017 y el 2018, se han hallado ahora mayor variedad de agroquímicos (22 y 30 respectivamente), en las muestras positivas.
Significa que entre 2017 y 2018 AUMENTÓ LA VARIEDAD DE SUSTANCIAS halladas.
Por otro lado, si bien la proporción de muestras aptas para consumo se mantuvo estable, HA IDO DISMINUYENDO PROGRESIVAMENTE EL PORCENTAJE DE VEGETALES CON AUSENCIA TOTAL DE AGROTÓXICOS (lo que no necesariamente los convierte en “inaptos” según este documento).

 

Qué se encuentra

Desde el inicio del Programa a Julio de 2018, se reporta que:
– Los agrotóxicos hallados en mayor proporción de muestras fueron: Clorpirifos etil, Lambdacialotrina, Bifentrin, Cipermetrina, Azoxistrobin.
– Las especies halladas inaptas más frecuentemente entre Noviembre de 2013 y Julio de 2018 fueron apio, perejil, lechuga, acelga, cebolla de verdeo, espinaca, repollo, frutilla, limón, arándanos, kiwi, naranja, pelón, pera.
– Desde el inicio del Programa a Febrero de 2017, se reporta que los agrotóxicos hallados en mayor proporción de muestras fueron: Clorpirifós etil, Lambdacialotrina, Bifentrin, Cipermetrina, Procimidona, Permetrina, Acefato.
– Las especies halladas inaptas más frecuentemente entre Noviembre de 2013 y Febrero de 2017 fueron apio, perejil, lechuga, acelga, morrón, cebolla de verdeo, naranja, pelón, frutilla, limón, pera, kiwi, arándanos.

Nuestras conclusiones

Sugerimos a las autoridades municipales que revisen con criterios estadísticos, la forma y períodos de las tomas de muestras, así como se sostengan en el tiempo los objetivos, para poder hacer seguimientos y proyecciones, antes que reunir datos imposibles de comparar.
Alertamos sobre la peligrosidad de las sustancias halladas. Nos asusta que justamente el agrotóxico primero de la lista en cantidad y frecuencia hallado en los análisis sea el clorpirifos, que ha sido prohibido este año por la EPA (la Agencia de Protección Ambiental de los EEUU) debido a los probados daños cerebrales que genera.
Concluimos que el problema continúa. Estamos convencidos de que la reconversión agroecológica es LA UNICA alternativa a este modelo químico, que aun con controles, buenas prácticas agrícolas y penalizaciones, no deja de ser una amenaza cierta, comprobada y recurrente a la salud de todos los consumidores.

 

www.bios.org.ar

Leer Más

Detección de glifosato en orina humana – Fuera del Tarro

 
 

Campaña FUERA DEL TARRO

BIOS Argentina

Detección de glifosato en orina humana


En Junio de 2013, análisis realizados por Amigos de la Tierra España, demostraban la presencia de glifosato en la población. Los análisis revelaron que el 45% de las muestras de orina lo contenían. Fue el primer estudio que se hizo en Europa para comprobar la presencia del herbicida glifosato en personas. Todos los participantes fueron voluntarios y vivían en ciudades sin haber estado en contacto directo con el producto[1].

BIOS SE PREGUNTÓ: QUÉ PASARÁ EN MAR DEL PLATA?

Esta campaña de BIOS, continuación de la campaña MALA SANGRE, llevó año y medio de trabajo, ya que no existían en el país los equipos necesarios para realizar estas determinaciones.
Finalmente, hemos logrado realizar las primeras determinaciones a un menú de una decena de voluntarios no expuestos (personas que vivimos en la ciudad y no consumimos soja) y a voluntarios que viven en las cercanías a zonas agrícolas. Nuestra esperanza era que nuestros resultados iban a ser tranquilizadores. Pero no.

RESULTADOS:

Presencia de Glifosato en orina: 70% de las muestras
Presencia de AMPA en orina: 70% de las muestras

Un solo paciente de los muestreados (10%) dio negativo para ambos analitos.

Podemos lograr que se alejen las aplicaciones de agrotóxicos de las casas… pero, ¿podemos impedir la lluvia? ¿podemos impedir la residualidad en los alimentos?
El Centro de Investigaciones del Medio Ambiente (CIMA – UNLP) ha producido en 2014 (con la firma de los Dres. Lucas Alonso, Alicia Ronco y Damián Marino) un trabajo de investigación que demuestra que estas sustancias también evaporan y caen, luego, con las lluvias. Es decir, llueven agrotóxicos. El objetivo de aquél trabajo consistió en estudiar los niveles en aguas de lluvia en núcleos poblacionales urbanos y periurbanos de la Región Pampeana. Se realizaron muestreos de los eventos de lluvia desde Octubre de 2012 a Abril de 2014 en provincia de Bs. As. Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos. El glifosato fue el herbicida más detectado con 90% de resultados positivos. Estos resultados son los primeros medidos para Argentina y aportan información respecto a una de las contribuciones atmosféricas en cuencas hídricas y poblaciones urbanas para este tipo de compuestos.
Recordemos que con BIOS hemos analizado en nuestras campañas sólo un puñado de sustancias. Pero en la vida real se usan cientos de diferentes sustancias base y formulados. Esto quiere decir que probablemente recibimos lluvia (que cae en los aljibes, cursos de agua, techos, gentes, etc.) con cócteles de muchas cosas todas juntas. El viejo concepto de que “la dosis hace el veneno” (Paracelso), no funciona en estas sustancias, puesto que muchas de ellas son acumulativas y porque las dosis bajas pero reiteradas producen efectos irreversibles.
Las sustancias producidas por la química de síntesis tienen la mala costumbre de poder combinarse y sinergizarse. Esto es, moléculas que solas eran relativamente inocuas, combinadas pueden resultar tóxicas. Y hasta provocar ciertos efectos que son más intensos a bajas dosis que a altas. Además, estas sustancias impactan de modo diferente en los diversos estadios del desarrollo: su presencia en el período de gestación, o en un niño en crecimiento, o en un adolescente en desarrollo genera efectos dispares. Lo mismo en un anciano o en una persona mal nutrida.
Una persona expuesta a agrotóxicos de modo cotidiano, es más proclive a enfermar.

Ya demostramos que llevamos agrotóxicos en la sangre, que están en los vegetales, la UNLP demuestra que están en la lluvia, y ahora, demostramos que también, aun sin acercarnos a ellos, los recibimos a traves del agua, la lluvia, la comida, y los hallamos en la orina.
¿Qué esperamos para cambiar el modelo de producción de alimentos?

No es ingenuo que:

– Nunca antes se hayan hecho este tipo de mediciones.
– Que su detección en el cuerpo humano no aparezca en los grandes medios.
– Que ninguna agencia de salud del gobierno o laboratorio de las corporaciones químicas haya hecho mediciones de residualidad en sangre u orina.
– Que no se vean representantes de salud en las mesas de discusión para la adecuación de las normas que regulan estas sustancias.
– Que nunca se haya contemplado para las reglamentaciones que las rigen los efectos subagudos y crónicos.

Y varios otros “Que…”

Pero si: también en la lluvia. Y ahora además, si: también en la orina.

Lic. Silvana Buján 

silvanabujan@yahoo.com.ar
(0223) 479-2474
(0223) 155019937
BIOS – RENACE – GAIA – IPEN – Coalición Ciudadana Antiincineración
.

Leer Más

Conferencia sobre marco legal del uso de agrotóxicos


BIOS Argentina organiza e invita
                                                                                
MARCO LEGAL DEL USO DE AGROTÓXICOS
DERIVAS E IMPACTOS SANITARIOS
Conferencia abierta y gratuita 3 de julio de 2015, a las 18hs.
Salón de conferencias del Instituto Nacional de Epidemiología Dr. Juan H. Jara
Ituzaingó 3520, Mar del Plata.

 

  •  La problemática de la clasificación de los agrotóxicos. Verdades y Falacias de las Buenas Prácticas Agrícolas.
A cargo de Claudio Lowy. Ing. Forestal (UNLP). Master en Desarrollo Humano Sostenible, Catedra UNESCO, Univ. de Girona. Doctorando en Ciencias Sociales (UBA). Investigador y docente universitario en temas vinculados al Desarrollo Sostenible, economía solidaria y sistemas de análisis social. Integrante de Bios-RENACE.
  •  Las derivas de las aplicaciones de fitosanitarios. Hasta dónde llegan, cómo se dispersan.
A cargo de Marcos Tomassoni. Ing. Químico – Universidad Tecnológica Nacional – Facultad Regional Córdoba.
  •  Intentando que las estadísticas reflejen la realidad. El estado del arte en la práctica médica.
A cargo de María del Carmen Martín. Doctora especialista en Pediatría, (MP 92689) UNLP. Médica Pediatra en Salas  Periféricas de Atención Primaria de la Salud, Secretaría  de Salud del Partido de General Pueyrredón.  Pediatra en Unidades Sanitarias de Atención Primaria de zonas rurales. Integrante de Bios-RENACE.
BIOS Argentina

.

Leer Más

EIA a las prácticas agrícolas

En Mar del Plata quedó en suspenso una ordenanza local, que establece una franja de mil metros sin aplicación de agrotóxicos en torno a zonas pobladas. Por presiones de sectores del agro, una resolución municipal difirió su vigencia por 150 días, prometiendo generar un programa de reconversión agroecológica para esas tierras.
Nuestro municipio está siendo observado desde todo el país por muchos otros municipios que atraviesan la misma coyuntura: seguir priorizando producción sobre salud o ecualizar un espacio de transición hacia la agroecología, cultivando junto a las ciudades productos diferenciados y sanos.
En estos meses han aparecido indicadores muy elocuentes, que esperamos sean asumidos por los que decidirán en estos temas en pocos días más:
Por un lado, la Auditoría General de la Nación confirmó lo que se denunciaba sistemáticamente: las clasificaciones de los agrotóxicos están mal hechas. Fueron generadas por las mismas empresas que los producen, sin análisis alguno por parte del país, y sub-evaluadas en su peligrosidad. Ello pone por añadidura en una difícil situación a las famosas “buenas prácticas” que emplean productos con marbetes inexactos. Además, la Auditoría solicita que se asuma el riesgo ante la cronicidad de las exposiciones a los venenos, silenciada hasta hoy y permanentemente denunciada por los médicos rurales. En relación a ello, oportunamente publicamos la nota “Levemente muertos” en alusión a la leyenda de los marbetes “Levemente tóxico”.
Por otro lado, las dos Defensorías del Pueblo (Nacional y Provincial) se han pronunciado en idéntico sentido.
El Programa Temático Interdisciplinario en Bioética de la Universidad Nacional de Mar del Plata sumó a los aportes un extenso documento en el cual, “en consonancia con el principio de precaución recomienda instrumentar y aplicar la ordenanza 18.740 priorizando la salud pública.”
La Facultad de Ciencias Exactas y Naturales en su Ordenanza D01/11 respaldó además “los reclamos de los vecinos y de los diferentes espacios ambientalistas, considerando necesaria la aplicación inmediata del marco normativo que establece la Ordenanza Municipal 18740/08”.
Serrat supo cantar una canción que decía “Yo me manejo bien con todo el mundo”. A veces (las más) hay que tomar decisiones políticas que no quedan bien con todo el mundo. Pero que son aquéllas que hay que tomar. Muchos ojos están viendo qué decisión asume esta gestión, para imitarla, o en el peor de los casos, condenarla.
BIOS celebra, apoya y acompañará todas las acciones públicas o privadas que se tomen para la reconversión agroecológica, para recuperar en el ambiente y en las personas, la salud y el respeto por la diversidad.
Producir sano es posible, y es rentable. No sólo porque los productores llenan sus bolsillos y hasta exportan, sino que es rentable porque el Estado ahorra en atención médica de alergias, asmas, erupciones, cáncer, o cuadros neurológicos a veces irreversibles.
Aguardamos expectantes saber cómo seguirá esta historia.

Martin Luther King dijo una vez,

“La cobardía hace la pregunta: ¿es seguro?
La conveniencia hace la pregunta: ¿es política?
La vanidad hace la pregunta: ¿es popular?
Pero la consciencia hace la pregunta: ¿es correcto?
Y llega un momento en que uno debe tomar una posición
que no es ni segura, ni política, ni popular. Pero uno debe tomarla porque es la correcta”.

BIOS Argentina
www.bios.org.ar

Contacto: (0223) 479-2474 (0223) 155019937
ecosil@copetel.com.ar
bios_argentina@yahoo.com

.

Leer Más