Critica situación en Chubut

 

El MARA, Movimiento Antinuclear de la República Argentina, hace conocer a las comunidades de Argentina y otros países la grave situación que se está registrando en la provincia de Chubut:
1. El gobernador Mariano Arcioni ha decidido transformar la provincia de Chubut en un enclave megaminero a cualquier precio social y ambiental.
2. Como parte de su estrategia prima facie ilegal y autoritaria está persiguiendo a través de las fuerzas de seguridad a las personas e instituciones que desde hace años luchan pacíficamente contra la instalación de actividades megamineras en la provincia.
3. Las acciones desplegadas por las fuerzas de seguridad de la provincia de Chubut por orden del gobernador Mariano Arcioni asumen la misma modalidad de grupos terroristas, pues criminalizan sin sustento alguno a pobladores y organizaciones que no coinciden con su proyecto personal de transformar buena parte de los territorios de la provincia de Chubut en «zonas de sacrificio». El gobernador, al no tener respaldo ni legal ni social para sus proyectos megamineros, trata de imponerlos mediante la criminalización de la protesta social. Usa para ello la desmesura, el terror y la fuerza bruta.
4. La iniciativa del gobernador Mariano Arcioni tiene el total respaldo de las principales corporaciones megamineras de Argentina y otros países, que encontraron en el gobernador a su mejor vocero.
5. El pueblo de la provincia de Chubut se está expresando claramente a través de la Iniciativa Popular contra la Megaminería, ya con más de 30.000 firmas, que llevan adelante las asambleas populares nucleadas en la Unión de Asambleas de Comunidades de Chubut (UACCh).
6. El gobernador de Chubut Mariano Arcioni está violando impunemente con su iniciativa la Convención 169 sobre Derechos Indígenas de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).
7. La megaminería carece de Licencia Social en Chubut.
8. El agua, un bien escaso e indispensable, requiere de cuencas hídricas superficiales y subterráneas en buen funcionamiento, mismas que la actividad megaminera puede destruir. Decimos sí al agua para los pueblos, y no a losmetales y ganancias de las corporaciones megamineras que el gobernador Mariano Arcioni apoya desde su gestión.

Por todo lo anterior el MARA requiere:

1. Que el gobernador Mariano Arcioni entienda que no es un emperador sino un mero empleado de la gente que debe proteger la vida y la salud de las personas, y el ambiente de Chubut. No los intereses y la salud financiera de las grandes corporaciones megamineras.
2. Que cesen los actos ilegales, autoritarios y violentos del gobierno de la provincia de Chubut contra personas e instituciones que protestan pacíficamente contra la transformación de buena parte de la provincia en «zonas de sacrificio». Decimos no a la criminalización de la protesta social, y si a la libre expresión del pueblo.
3. Que se investiguen todos y cada uno de los operativos de represión ejecutados por las fuerzas de seguridad del gobierno provincial, y sus responsables -cualquiera fueran sus cargos- sean denunciados ante la Justicia Penal.
4. Que el gobernador Mariano Arcioni y su gestión respeten el historial de lucha de sus comunidades, y la provincia de Chubut siga siendo indefinidamente una jurisdicción libre de megaminería metálica en general y de megaminería de uranio en particular.

Asamblea por el Agua San Rafael
Asamblea Riojana Capital
Asociación Pro Eco de Tucumán
BIOS
FUNAM Fundación paras la defensa del ambiente
MACH Movimiento Antinuclear del Chubut
MAR Movimiento Antinuclear Rionegrino
Movimiento Antinuclear Zarate Campana
Our Voice

Contacto en Chubut:
Pablo Lada +54 9 280 463-0754
pabloladarenace@gmail.com
https://www.facebook.com/movimiento.antinuclear.republica.argentina/

Leer Más

Confirman procesamiento de un CEO de Minera Alumbrera

 

Ya son dos ceos de Minera Alumbrera YMAD UTE que están procesados, Raúl Pedro Mentz y Julián Rooney.
La Asociación Civil PRO ECO grupo ecologista, una de las organizaciones querellantesde la causa “Juan González su denunciaporinfraccióna la ley 24051 contra minera AlumbreraYMAD UTE”,informauna vez másque MineraAlumbreracontaminó la Cuenca SalíDulce y es su intención continuar haciéndolo.
La Cámara Federal de Tucumán,en un fallo reciente,confirmóel procesamientoy embargoal CEO de minera AlumbreraLtd. Julián Rooney,por el delito de Contaminación ambiental intencional a la Cuenca SalíDulce. La multinacional megaminera,perteneciente al grupo Glencore,terminóla explotación a cielo abiertoen el año 2018enel distrito Aguas de Dionisio perteneciente a YMAD enCatamarca. Recordemos que minera Alumbrera traía el barro mineral desde Catamarcaa Tucumán,a través del mineraloducto de 320 km,a su planta de secado en Cruz del Norte–Ranchillos,ubicadaen la provincia de Tucumán;luego de secarel barro mineraly enviar los metales por tren al puerto de San Lorenzo en Santa Fe, Minera Alumbreradescargaba los efluentestóxicosal canalpluvial DP 2; canal histórico, interconectado con la Cuenca Salí-Dulce y devenido en importante humedal antrópico.

Ver Todo el Parte de Prensa de PRO ECO

Ver Sentencia

.

Leer Más

(ACTUALIZADO) Para saber adónde conseguir alimentos orgánicos y agroecológicos

PARA SABER ADÓNDE CONSEGUIR ALIMENTOS ORGÁNICOS Y AGROECOLÓGICOS

 

 

Hemos avanzados mucho ya en el mapa regional (zona mar y sierras – Mar del Plata y entorno / Balcarce / Tandil) para ubicar a quiénes producen o venden alimentos orgánicos y agroecológicos: verduras, harinas, panificados, conservas, etc.
Deseamos completarlo con la ayuda de todos.
E inspirar a otras regiones a confeccionar mapas similares.

Ver pantalla completa

¿Conoce algún productor orgánico y agroecológicos?
¿Sabe adónde se venden productos orgánicos y agroecológicos?
¿Dietéticas o comercios que los ofrezcan?

Por favor, envíe esos datos básicos (qué venden, cómo se llama el lugar, la dirección, si hay teléfono o web) a mapaagroecologico@gmail.com

Muchas gracias!
Entre todos, confeccionemos el mapa para saber
dónde conseguir productos orgánicos y agroecológicos
y alimentarnos mejor!

.

Leer Más

Agroquímicos en Tandil. Respuesta a los dichos de AAPRESID

 

Agroquímicos biocidas en Tandil. Los dichos de AAPRESID ante los cautelares 500 metros libres

 

A mediados de octubre el Juez Francisco Augusto Blanc del Juzgado Civil y Comercial N° 2 de Tandil, resolvió disponer cautelarmente por el plazo de seis meses: «Suspender toda actividad de fumigación terrestre con agroquímicos en el partido de Tandil a una distancia menor a 500 metros de lugares habitados, establecimientos escolares, centros de salud, establecimientos elaboradores de productos alimenticios, campo de bombeo o batería de pozos y cursos de agua».
La reacción de AAPRESID Regional Tandilia inteta anteponer los aspectos comerciales privados por sobre la salud de la población y los bienen comunes.
Por ello BIOS, a travez del análisis realizado por Claudio Lowy*, responde a la interpretación de la medida cautelar por parte de AAPRESID.
Se puede descargar todo el informe aquí.

 

* Claudio Lowy
Ing. Forestal
Master en Desarrollo Humano Sostenible
Dr. en Ciencias Sociales
Coordinador del Nodo Tandil de Bios

Leer Más

Agroquímicos: una red de especialistas condena la ordenanza aprobada en Mar Chiquita

 

La Red de Bioética del Sur Bonaerense emitió un comunicado en donde afirma que el intendente Jorge Paredi y los concejales marchiquitenses violan la Constitución Nacional.
Los cuestionamientos van en alza en Mar Chiquita. La determinación tomada por el intendente Jorge Paredi, de promulgar la ordenanza aprobada por el Concejo Deliberante que permite la aplicación de productos fitosanitarios a escasos metros de centros urbanos, suma más voces en contra.
El 13 de mayo pasado, los concejales votaron por unanimidad a favor del permiso de fumigar a 150 metros de zonas urbanas, a 50 metros de zonas rurales pobladas, a 200 metros frente a escuelas rurales y a 25 metros frente a cuerpos de aguas superficiales.
Luego de la masiva movilización por ruta 11 en protesta a la normativa, realizada a principios de octubre pasado y luego de una primera también multitudinaria efectuada meses atrás; miles de residentes del distrito aseguran que en Mar Chiquita «se gobierna a espaldas del pueblo y sin participación ciudadana».
La definición traza un contexto claro de lo que sucede hace meses en torno al tema: ante los numerosos reclamos y voces disidentes, entre las que se encuentra la del propio Ministro de Ambiente de la Nación, el jefe comunal ha hecho caso omiso.
En los últimos días se conoció una nueva postura en contra de lo definido por el poder Ejecuvito y los concejales marchiquitenses desde la Red de Bioética del Sur Bonaerense, que fue contundente al respecto.
La entidad está integrada por especialistas de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Unmdp, del Instituto Nacional de Rehabilitación Psicofísica del Sur, del Instituto Nacional de Epidemiología y de los hospitales Materno Infantil e Interzonal General de Agudos. Todos coinciden en que en Mar Chiquita directamente se violan tanto la Constitución Nacional como la de la Provincia de Buenos Aires.
«Dicha ordenanza es violatoria de la medida cautelar que aplica la restricción de las fumigaciones a 1500 metros de centros poblados, escuelas, mar, cursos y cuerpos de agua, entre otras en el Partido de Mar Chiquita, emitida por el Juzgado N° 15 de Mar del Plata)», recordaron desde la red en primera instancia.
«Días antes de esta aprobación, la comunidad autoconvocada en asamblea ciudadana se manifestó en caravana solicitando el veto de dicha ordenanza, dado el riesgo que esta normativa implica para la salud de los pobladores. En ambas situaciones, incluso reflejadas en medios periodísticos locales, se ha ignorado que existen evidencias e información científica que señalan la peligrosidad de los agrotóxicos hacia las personas y el ambiente, y la movilidad de los agrotóxicos más allá de los 10 km (Momo, 2010; Bernava et al., 2012; Tomasoni, 2013, entre otros)», argumentaron desde la agrupación a continuación.
En esa línea, los integrantes de la red ahondaron en la ilegalidad de lo dispuesto por las autoridades locales: «Desoír los reclamos genuinos de la sociedad, infringir las normativas municipales vigentes, hacer caso omiso a los fallos judiciales y a la información científica incumple con lo declarado en el Artículo 41 de la Constitución Nacional Argentina y en el Artículo 28 de la Constitución de la Provincia de Buenos Aires, referidas al derecho de todxs lxs habitantes a un ambiente sano, equilibrado y apto para el desarrollo humano», sentenciaron.
Desde la red consideran incluso que quienes llevan adelante y avalan la práctica de las fumigaciones «incumplen con el principio bioético de no maleficencia y vulneran la integridad de las personas debido a que producen graves daños a la salud y al ambiente». En ese sentido, los especialistas afirman que la ordenanza «viola el principio de justicia y equidad, al no garantizar la seguridad sanitaria para toda la población».
Por último, desde una mirada más amplia, la red sostiene que el hecho de «afectar con las fumigaciones la salud integral, significa atentar contra un parámetro fundamental para el desarrollo del bienestar». Al respecto sus integrantes advierten que si se «toma en cuenta este contexto de pandemia, debilitar el sistema inmune y vías respiratorias, vulnera aún más y agrava la salud e integridad de las personas».

Daños
Los daños a la salud generados por los productos fitosanitarios aparecen en investigaciones científicas, que confirman lo que generan los productos químicos sintéticos utilizados por la actividad agrícola. Los elementos tóxicos ingresan al organismo por varias vías: dérmica o por piel, bucal o por ingestión y nasal o por inhalación.
Los efectos pueden manifestarse rápidamente (intoxicación aguda) con síntomas como diarrea, cefalea, vómitos. En el caso de una acumulación y exposición mayor a estos tóxicos, los daños afectan distintos órganos, desarrollando cánceres (Merhi et al. 2007; Pluth et al. 2019); disrupciones en el sistema endocrino (Gasnier et al. 2009), daño en el sistema reproductivo (Cremonese et al. 2017); mal de Parkinson (Semchuk et al. 1992); Alzheimer (Richardson et al. 2014); daño neurocognitivo y motor (Muñoz Quesada et al. 2016a), polineuropatía periférica (Grillo et al.2018) depresión y ansiedad (Muñoz- Quesada et al. 2016b), malformaciones en niños al nacer (Ueker et al. 2016), daño renal (Raines et al. 2014) y genotóxicos (Vazquez Boucard et al. 2017).

Fuente: 0223.com.ar
.

Leer Más

No Aceptamos el Trigo Transgénico

 

“Hay que marchar con todos para soltar la aurora
dentro de tu pueblo como un inmenso río
por donde irá la vida liberada cantando:
Ya vuelvo, amor, América, espérame en el trigo.”

Armando Tejada Gómez, de Compadres del horizonte. 1960

 

Desde BIOS rechazamos la aprobación de la variedad transgénica de trigo HB4 tolerante a la sequía de la empresa Bioceres, que acaba de ser anunciada.
Pareciera estar reviviéndose aquéllos momentos de hace más de veinte años, cuando la soja transgénica desembarcaba de la mano de Monsanto. Proceso que visto en perspectiva agotó los suelos, contaminó ecosistemas y personas, deforestó miles de hectáreas, expulsó campesinos, siempre bajo la promesa de dar alimento y promover el crecimiento reduciendo el uso de químicos.
Ninguna de las promesas de los anteriores eventos transgénicos se han cumplido. Argentina es hoy el primer país en autorizar trigo modificado genéticamente. La variedad de trigo HB4, desarrollada por Bioceres y la francesa Florimond Desprez «confiere tolerancia a la sequía y tolerancia al herbicida glufosinato de amonio», dice la resolución que lo aprueba.
Pero no menciona el efecto que puede tener para el consumo humano.
No adelante el impacto del herbicida asociado, cuando aún la sombra del glifosato nos persigue y nos perseguirá durante décadas.
Ni menciona que los mercados internacionales están cerrados a la compra de trigo transgénico.
Ni la larga lista de expertos que señalan estos riesgos.
Ni recuerda que este tipo de paquetes tecnológicos tienen un fuerte impacto de emisión de gases de efecto invernadero en todo su ciclo.
Y soslaya el tremendo riesgo de la cruza entre el trigo convencional y el modificado genéticamente.
El trigo es la base simbólica de la alimentación. Ha acompañado al hombre desde el inicio de la agricultura. Está a diario en nuestra mesa. Y hasta tiene un sentido religioso.
Por el derecho a la soberanía alimentaria y a todo lo que este evento implica, decimos que NO al trigo transgénico.

BIOS

Leer Más

«Insólita y sin ética» campaña infantil sobre héroes nucleares

MARA – Movimiento Antinuclear de la República Argentina
BIOS Argentina

 

Comunicado de prensa 15 de agosto 2020

 

MARA, el Movimiento Antinuclear de la República Argentina, calificó de «insólita y sin ética» la campaña infantil sobre héroes nucleares impulsado por Nucleoeléctrica Argentina, NASA

NASA convocó a las niños y niños que viven en cercanías de las centrales nucleares de Atucha I y Atucha II en la provincia de Buenos Aires, y Embalse en la provincia de Córdoba, a enviarle dibujos de héroes nucleares que luchan contra el coronavirus.
Mar del Plata, Buenos Aires, Córdoba, Zárate, y otras ciudades de Argentina, 15 de agosto de 2020. MARA, el Movimiento Antinuclear de la República Argentina, calificó de «insólita y sin ética» la campaña infantil sobre héroes nucleares impulsado por Nucleoeléctrica Argentina, NASA. Lo hizo a través de un documento del que participó técnicamente FUNAM, la Fundación para la defensa del ambiente, ONG miembro del MARA. NASA convocó a las niños y niños que viven en cercanías de las centrales nucleares de Atucha I y Atucha II en la provincia de Buenos Aires, y Embalse en la provincia de Córdoba, a enviarle dibujos de héroes nucleares que luchan contra el coronavirus.
El MARA consideró que «toda campaña destinada a aumentar la prevención ante el virus SARS-CoV-2 y la enfermedad que produce, la COVID-19, es bienvenida. Pero Nucleoeléctrica Argentina Sociedad Anónima «carece de ética para dirigirse a las niñas y niños que viven cerca de las centrales nucleares de potencia pues sus actividades descargan rutinaria y accidentalmente bajas dosis de materiales radiactivos que pueden afectar la salud de esas niñas y niños. Los tres reactores en operación representan además el peor riesgo tecnológico para las actuales y futuras generaciones, aún cuando dejen de operar».
Los miembros del MARA se preguntaron «cuál es sentido de relacionar héroes nucleares y coronavirus, cuando la mejor lucha es la protagonizada por niñas, niños y adultos corrientes haciendo aislamiento social y manteniendo condiciones adecuadas de higiene. Esa ambigua caracterización solo induce a confusión, supuestamente para mejorar la maltrecha imagen de NASA y del sector nuclear argentino».
El Dr. Raúl Montenegro, presidente de FUNAM y miembro del MARA recordó que «en el hipotético caso de que cualquiera de las centrales nucleares de potencias sufra el peor accidente o evento nuclear, el llamado Nivel 7 en la escala del INES, podrían verse afectadas la salud de las personas y el ambiente en un radio de 500 kilómetros alrededor de cada reactor siniestrado».
«Peor aún, los residuos altamente radiactivos que van dejando las inseguras operaciones de los tres reactores nucleares de potencia de Argentina, se almacenan en depósitos vulnerables que mantienen su riesgo por más de 240.000 años (1). Una verdadera pesadilla. Cuando dejen de operar las tres centrales sus depósitos altamente radiactivos serán siendo peligrosos por milenios».
«Basta que un avión comercial de gran porte impacte por ejemplo en el parque de silos de la central nuclear de Embalse, donde se almacena el altamente radiactivo combustible nuclear agotado, para que se produzca un evento equivalente a varios Chernobyl. Cada año hay más silos, más combustible agotado altamente radiactivo, y más riesgo».
Silvana Buján de BIOS, otra de las organizaciones que integran el MARA, sostuvo que Nucleoeléctrica Argentina Sociedad Anónima «nunca se preocupó por preparar a la familias que viven hasta 500 kilómetros de cada central nuclear de potencia, y que podrían sufrir los efectos de un hipotético peor accidente o evento. Durante años han venido haciendo deficientes simulacros para accidente nuclear leve unos 10 kilómetros alrededor de cada central nuclear. Las familias de las niñas y niños que vivían y viven fuera de ese radio de 10 kilómetros nunca fueron informadas de los riesgos, ni preparadas».
FUNAM señaló además que hubo en el pasado «visitas organizadas de alumnas y alumnos de escuelas primarias a las centrales nucleares de potencia, lo que es una aberración pues cualquier central puede sufrir un accidente o evento extremadamente grave. Ninguna autoridad educativa permitiría que sus alumnas y alumnos visitaran las instalaciones de un complejo petroquímico en pleno funcionamiento en Campana o la ciudad de Río Tercero, pero sí han permitido tales visitas a reactores nucleares. Las áreas gubernamentales de educación deben revisar este absurdo para que no se siga arriesgando la salud y la vida de niñas y niños. Si no lo hacen serán co responsables».
Agustín Saiz del Movimiento Antinuclear de Zárate Campana, un colectivo miembro del MARA, recordó que «en el Ministerio de Salud de Ucrania, de las 2.397.863 personas inscriptas para recibir tratamiento médico como consecuencia del accidente de Chernobyl un total de 453.391 son niñas y niños. Aunque estos pequeños no nacieron en la zona del accidente ocurrido en 1986, sus padres –que eran niños entonces- sufrieron los efectos de la contaminación radiactiva. Hoy esas 453.391 niñas y niños sufren anormalidades genéticas, malformaciones, cáncer y otras patologías. Nosotros no queremos que esto nos pase a nosotros en Argentina. La campaña de los héroes nucleares impulsada por Nucleoeléctrica Argentina es una burla peligrosa y siniestra».
El Movimiento Antinuclear de la República Argentina (MARA) recordó que si algo caracteriza a la industria nuclear en Argentina y otros países «es el crónico ocultamiento de sus gravísimos riesgos, mantener en secreto los accidentes y brindar información falsamente tranquilizante. Es usual que repitan que las descargas rutinarias de materiales radiactivos al ambiente respetan la normativa vigente, sosteniendo, falsamente, que tales descargas son inocuas. La población debe saber que no hay ningún valor inocuo de radiación ionizante –radiación ionizante es la que liberan los materiales radiactivos. Cualquier valor es de riesgo conforme lo establecieron claramente las Academias de Ciencias, Ingeniería y Medicina de Estados Unidos en el documento BEIR VII Segunda Fase».
«Si Nucleoeléctrica Argentina Sociedad Anónima quiere hacer algo por las niñas y niños de Argentina debe decir la verdad, y preparar a esas niñas, niños y sus familias -que viven en un radio de 500 kilómetros alrededor de cada central nuclear de potencia- para que puedan actuar ante un eventual Chernobyl local», indicó Fabiana Vega del Movimiento Antinuclear Rionegrino, otro colectivo del Movimiento antinuclear de la República Argentina (MARA).

Para mayor información comunicarse con:

MARA, Movimiento Antinuclear de la República Argentina somoselmara@gmail.com
Facebook: https://www.facebook.com/movimiento.antinuclear.republica.argentina/

Raúl A. Montenegro de FUNAM, ONG miembro del MARA:
Teléfono celular y WhatsApp: +54 9 351 5125637 Biologomontenegro@gmail.com

Silvana Buján de BIOS, ONG miembro del MARA:
Teléfono celular y WhatsApp: +54 9 223 5019937 silvanabujan@yahoo.com.ar

Fabiana Vega del Movimiento Antinuclear Rionegrino, miembro del MARA:
Teléfono celular y WhatsApp: +54 9 2920 517655 twister_vi69@yahoo.com

Agustín Saíz del Movimiento Antinuclear de Zárate-Campana, miembro del MARA:
Teléfono celular y WhatsApp: +54 9 11 62587625 movimientoantinuclearzarate@gmail.com

(1) Nota: el horizonte de riesgo surge de multiplicar por 10 la vida media de uno de los radioisótopos más peligrosos contenido en el combustible nuclear agotado, el plutonio-239, que tiene una vida media de aproximadamente 24.000 años. El plutonio-239, de origen antrópico casi exclusivamente, es químicamente muy tóxico y radiactivo.

Leer Más

Además de modificar la ordenanza de aplicaciones, consideran esencial librar territorios para la agroecología

 

Los promotores del anteproyecto presentado ante Banca 21 plantearon la necesidad de rescatar terrenos para una producción sustentable. Se refirieron a la normativa sobre terrenos baldíos y lamentaron que nadie se acuerde de la Ordenanza Ambiental sancionada por el HCD de Tandil en 1993. Canziani y Lowy, una vida coherente con la lucha que embanderan.
Al entrar a la casa de Graciela Canziani y Claudio Lowy es muy simple distinguir el compromiso con el medioambiente y una vida sustentable. Así lo revela, entre otras cosas, el tupper sobre la mesada donde van depositando los residuos orgánicos que luego pasarán por los tres pasos de la compostera diseñada al fondo, que los transformará en una tierra muy rica para abonar la huerta que tienen.
Ellos viven en la zona urbana de Tandil, el patio no es muy grande, pero tampoco hace falta demasiado si hay una buena gestión del espacio para cultivar alimentos para dos. Justo ahí, donde cae el sol de la mañana desarrollaron su vergel.
Sobre la pared que se alza como respaldo también pegan los rayos de calor, allí mismo sobre los ladrillos vistos Lowy colocó un calefactor solar que el mismo confeccionó con latas recicladas. Mediante un sistema de tubos y ventilación lleva calidez a dos espacios de la casa, según ha medido en días despejados lograron alcanzar hasta los 32 grados.
La casa luce impecable, y para ello no utilizan ni desinfectantes ni insecticidas químicos, de hecho revelaron que hay un ecosistema ahí dentro donde simplemente la cadena natural de supervivencia se desarrolla sin molestar a los propietarios. Como aliados, tienen vinagre y un desinfectante natural hecho en casa con clavo de olor.
Y así la serie de acciones sigue, coherentes con su planteo de modificar la ordenanza de aplicaciones de plaguicidas en la ciudad. Pero el interés con el anteproyecto presentado ante Banca 21, que hoy ya está experimentando avances por parte de la Comisión de Producción, Trabajo y Medioambiente del Concejo Deliberante, excede lo personal y lo cercano.

Liberar territorios
Ante la reciente denuncia de vecinos de El Tropezón sobre el dueño de un terreno baldío en Guisse al 100 que lo mantiene limpio mediante fumigaciones, los expertos advirtieron que el hombre no está haciendo nada que esté prohibido, a lo sumo podría no contar con una receta agronómica autorizada, pero la normativa actual lo avala.
Vale destacar que cada uno de los expertos lleva consigo un prontuario que los respalda al momento de hablar del tema. Graciela Canziani se desempeña en Ecología Matemática,y es docente e investigadora de la Facultad de Ciencias Exactas de la Unicen. Como ha hecho público, le interesa la interrelación entre cambio climático, pérdida de la biodiversidad y cambio en el uso de los suelos, “tres factores cuyo deterioro no sólo afecta la calidad de vida, sino que amenaza la persistencia de la vida”.
Por su parte, Claudio Lowy, es ingeniero Forestal, con Maestría en Desarrollo Humano Sostenible de la Unesco de Girona y terminó un Doctorado en Ciencias Sociales en Universidad de Buenos Aires. Así, los especialistas manifestaron que lo peor de todo es que la acción en sí misma está permitida. Con indignación señalaron lo perjudicial del acto, ya que el producto aplicado persiste por largo tiempo en la tierra, el aire y las napas perjudicando a los vecinos que lo rodean y más allá.
A raíz de todo esto, volvieron a insistir con la necesidad de liberar territorios para la agroecología y se explayaron sobre lo que sostiene la ordenanza en cuanto a los terrenos baldíos.

Vulnerabilidad toxicológica amparada por ley
“La ordenanza que regula los agroquímicos plaguicidas en Tandil, aprobada en el año 2011, no protegió ni protege la salud de la población y el ambiente como todos necesitamos, y como también lo indican las normas de mayor jerarquía, tanto provinciales como nacionales, e incluso otras ordenanzas vigentes en el Partido”, determinó Lowy.
Recordó que el artículo 10 especifica sobre aplicaciones en terrenos baldíos y espacios verdes públicos y/o privados dentro del área urbana y complementaria, señalando que allí sólo se pueden aplicar agroquímicos Clase II y Clase IV, es decir banda azul y banda verde; que deberán aplicarse con aplicador manual y con equipos livianos de arrastre de hasta 200 litros de capacidad. También dice que deberá contar con el asesoramiento técnico de un Ingeniero Agrónomo y la correspondiente receta agronómica.
“Estos casos no están alcanzados por lo señalado en el artículo 6, lo que implica que no se debe dar aviso a la Secretaría de Desarrollo Local del Municipio; por supuesto, tampoco debe avisar a los vecinos”, lamentó.
De acuerdo a lo que se conoce hasta el momento, el especialista sostuvo que la única infracción que podría haber cometido el dueño de baldío es no haber contado con el asesoramiento de un ingeniero agrónomo y/o no haber presentado la correspondiente receta agronómica. “La aplicación en sí misma no implica la contravención de la normativa vigente, lo que pone a todos los vecinos de terrenos baldíos y espacios verdes públicos o privados en situación de vulnerabilidad toxicológica amparada por esa ley”, planteó.
“Por todos estos motivos y muchos otros que figuran en el anteproyecto de ordenanza presentado a través de la Banca 21 en agosto de 2019, es que necesitamos regular la aplicación de los agroquímicos biocidas en Tandil de manera tal que causen menos riesgos y daños a la salud y al ambiente de los que están causando ahora”, coincidieron ambos.
En este sentido, remarcaron la necesidad de prohibir las aplicaciones aéreas en todo el partido y alejar las terrestres por lo menos a 2000 metros de donde la población desarrolla sus vidas “y continuar en esos territorios liberados de agroquímicos biocidas la reconversión a la agroecología”.

La clasificación toxicológica
La ordenanza vigente en Tandil utiliza la clasificación toxicológica de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que clasifica a los plaguicidas en:
Ia – Sumamente peligroso, muy tóxico. Banda roja
Ib – Sumamente peligroso, tóxico. Banda roja
II – Moderadamente peligroso, Nocivo. Banda amarilla
III – Poco peligroso, cuidado. Banda azul
IV – Normalmente no ofrece peligro, cuidado. Banda verde
Tanto para Graciela Canziani como para Claudio Lowy esta clasificación toxicológica “es fraudulenta, ya que hace parecer a los agroquímicos biocidas como mucho menos tóxicos de lo que en realidad son”. “Sólo evalúa si el producto mata en el corto plazo, desconsiderando las toxicidades subletales (si enferma pero no mata), las toxicidades retardadas (si enferma o mata en el mediano o largo plazo), las toxicidades sinérgicas (si enferma o mata en combinación con otros productos aplicados simultáneamente, sucesivamente, o que ya están presentes en el ambiente, ya sean naturales o artificiales), toxicidades en bajas dosis como disruptores endócrinos, las toxicidades crónicas (por aplicaciones sucesivas)”, explicaron.
Además, subrayaron que esa categorización utilizada por la ordenanza de Tandil está en contradicción con la establecida por el artículo 7 de la Ley Provincial 10.699/88 clasifica a los productos en:
a) De uso y venta libre: son aquellos cuyo uso de acuerdo a las instrucciones, prevenciones y modo de aplicación aconsejado, no sean riesgosos para la salud humana, los animales domésticos y el medio ambiente.
b) De uso y venta profesional: son aquellos que, por sus características, su uso resultare riesgoso para los aplicadores, terceros, otros seres vivos y el medio ambiente.
c) De venta y uso registrado: son los no encuadrados en las categorías anteriores, cuya venta será necesario registrar a los fines de permitir la identificación de los usuarios.
“Es claro que los agroquímicos plaguicidas aplicados en el Partido de Tandil deben ser clasificados como de ‘venta y uso registrado’, ya que es necesario saber cuáles son los productos aplicados, su toxicidad integralmente considerada, y los riesgos y daños a la salud y el ambiente a los que estamos expuestos quienes vivimos en Tandil”, consideraron.

Para el beneficio de las generaciones actuales y futuras
En otro término, revelaron algo que no ha salido a flote en todo este tiempo que se viene debatiendo sobre las aplicaciones, fumigaciones y reglamentos de Tandil, la existencia de una Ordenanza Ambiental sancionada en 1993 por el Honorable Concejo Deliberante local de aquel tiempo.
Los expertos, Canziani y Lowy, lamentaron que no hay tomado relevancia dicha normativa, que en primer término lo que hace es definir al Medio Ambiente “como un bien de uso común”, a la vez que se impone a través del Departamento Ejecutivo y sus áreas respectivas, “el deber de defenderlo y preservarlo para el beneficio de las generaciones actuales y futuras”.
Si bien data de 23 artículos, convinieron oportuno destacar la intención de preservar los procesos ecológicos de las especies; minimizar el impacto en los ecosistemas afectados y proteger la integridad del patrimonio paisajístico en el ámbito municipal. Asimismo, enfatiza en resguardar la flora y la fauna vedando las prácticas que coloquen en crisis su función ecológica o provoquen la extinción de las especies.
En otro término, también apunta sobre el propósito de proteger “el Medio Ambiente controlando la polución en toda actividad que importe riesgos personales y/o ambientales por su potencialidad”.
Sobre este punto hicieron especial énfasis, ya que desde siempre sostienen con vehemencia que los agroquímicos plaguicidas persisten en la tierra, el agua y el aire, provocando daños en la salud de las personas y el ambiente a pesar del paso del tiempo. Las partículas perduran, se evaporan con el calor y vuelven a la tierra con la lluvia, generando una constante, o potencial, cadena “de envenenamiento”.

Fuente: El Eco de Tandil
.

Leer Más

Charla «La Verdadera Soberanía Alimentaria»

 

Podes ver el video del CICLO DE CAPACITACIONES| «LA VERDADERA SOBERANÍA ALIMENTARIA» que se desarrollara el Lunes 20 de julio en el que expuso la Lic. Silvana Buján miembro de BIOS.
Si somos lo que comemos, ¿sabemos qué es lo que comemos? ¿podemos elegir o creemos que elegimos? ¿los agricultores pueden decidir qué cultivan? ¿de quién es la semilla? ¿qué empresas manejan la comida en el planeta? ¿qué pasa con la comida industrializada? Y, más aún, ¿alguien revisa los residuos químicos o los aditivos en nuestro plato diario de comida? De esto hablaremos en la charla: seguridad y soberanía alimentaria.

Leer Más

Soja Transgénica: ¿Sostenible? ¿Responsable?

 

Actualmente está surgiendo una mayor conciencia sobre la insostenibilidad de muchas prácticas agrícolas modernas y sobre la necesidad de hallar formas alternativas de garantizar la seguridad de los alimentos.
Este informe evalúa las pruebas científicas y otros datos documentados acerca de la soja RR GM y cuestiona si este planteamiento está justificado.
Más del 95% de la soja transgénica (y un 75% de otros cultivos transgénicos) se diseñan para tolerar herbicidas con glifosato, cuya fórmula más común es Roundup. El gen RR permite que el cultivo en crecimiento sea fumigado con glifosato, lo que destruye las malezas pero permite que el cultivo sobreviva. Monsanto es el fabricante líder en herbicidas con glifosato así como el principal productor de semillas transgénicas.

 

Acceder a Informe elaborado por científicos nacionales

.

Leer Más